miércoles, 2 de diciembre de 2009

Valorando la calidad de las guías de práctica clínica


En este blog se han revisado (y lo seguiremos haciendo) sitios web de entidades promotoras de guías de práctica clínica (GPC). SIGN o NICE son dos ejemplos de ello.

Hay organizaciones que no elaboran GPC sino que se dedican a valorar la calidad metodológica de GPC desarrolladas por otros para determinar su aplicabilidad. Es el caso del Guidelines Advisory Committee (GAC) de Ontario (Canadá).

La valoración de la calidad metodológica de una GPC no es tarea sencilla. Los miembros del GAC aplican el instrumento AGREE. Cada GPC es evaluada por cuatro personas de forma independiente.

Una vez evaluadas, la GPC se recomiendan basándose en el rigor metodológico de su proceso de elaboración y la calidad de la vinculación entre las recomendaciones y las pruebas sobre las que se sustentan. finalmente, se hace una valoración de la aplicabilidad de las GPC para el área geográfica de Ontario.

En la imagen, la puntuación de 1 a 4 "manzanas", según la calidad otorgada a cada GPC. A más manzanas, mayor calidad.


De las GPC que pasan el examen se ofrece un amplio resumen. Sirva como ejemplo de ello el resumen (y la calificación otorgada) de una GPC sobre obesidad infantil.