domingo, 23 de enero de 2011

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria y alrededores (17 a 23 de enero de 2011)


Vamos a nuestro resumen semanal de cada domingo.

Vicente Baos escribe, el "El Supositorio", sobre "pastillas para soportar la vida". O de lo que es lo mismo, de la medicalización del ciudadano normal. Hecho que no es nuevo pero que, de forma preocupante, sigue en aumento. En un reportaje para un conocido periódico declara Vicente: "Mi consulta está llena de enfermos con una salud excelente". El tema es muy serio y la medicalización de la vida diaria está llegando a la población pediátrica. No son nada infrecuentes las consultas demandando "algo" para que el niño duerma, para que el niño coma, para que el niño, en resumidas cuentas, moleste lo menos posible. Situaciones fisiológicas de la vida normal las estamos convirtiendo en patológicas. La industria farmacéutica no es inocente en este tema, aunque no es la única responsable. La gente quiere desterrar de su vida cualquier tipo de sufrimiento, por minúsculo o banal que éste sea. Este fenómeno, este (en palabras de mi mujer, que es médico de familia) "trastorno de infelicidad cotidiana" inunda las consultas de pediatras, médicos generales y servicios de urgencias hospitalarios. Los médicos no somos inocentes en esta medicalización, como recuerda Enrique Gavilán.

En "Gestión Clínica y Sanitaria" abundan en el tema: "Sobrediagnosticados: Enfermar a la gente buscando la salud". Comentan un libro cuya lectura inmediata recomiendan: "Overdiagnosed: Making People Sick in the Pursuit of Health". Copio y pego parte de la entrada del blog: "El libro que hoy se publica afirma que los diagnósticos de toda condición, desde el colesterol y la presión arterial altas hasta la osteoporosis, la diabetes, e incluso el cáncer, se han disparado en las últimas décadas. Aunque el “establishment” sanitario avala la detección temprana generalizada de enfermedades como causa de la mejor salud colectiva, de hecho esa es la razón por la que a muchos de nosotros se nos dice que estamos enfermos. Contra la creencia convencional de que más exploraciones es mejor medicina preventiva, los autores construyen un contra-argumento que parece convincente de que necesitamos menos, no más pruebas. A partir de sus investigaciones sobre los efectos del cribado, explican cómo los puntos de corte para los resultados "anormales" de las prueba se han reducido drásticamente, al tiempo que los avances tecnológicos han permitido a los médicos detectar más y más "anomalías”, muchas de las cuales no suponen complicaciones de salud. Y ahora, con la práctica de pruebas genéticas, los pacientes serán diagnosticados no sólo como enfermos, sino de "pre-enfermedad"".

"Stop a la publicidad sin base científica", escriben en "Maynet". A Danone le ha caído una multa considerable por exagerar el efecto de algunos de sus productos con probióticos.

En "Hij@s de Eva y Adán" nos ofrencen "10 datos sobre la salud infantil (I)". Y es que, mientras en el primer mundo inventamos enfermedad, en el tercer mundo la gente se muere de verdad por enfermedades reales y en su mayoría fácilmente abordables mediante sencillas intervenciones (agua potable, medidas higiénicas, nutrición adecuada, vacunas...). En este blog nos ofrecerán próximamente una segunda parte de este escandaloso desequilibrio planetario en cuanto a salud se refiere. Y volveremos a hablar del tema porque lo merece y es de justicia.

En "Con Estetoscopio" abordan la evaluación clínica estandarizada y de planes de manejo como un nuevo enfoque para recolectar y actuar sobre información clínica relevante. Escriben: "Su aplicación permite reducir la variación de prácticas, mejora el cuidado médico y disminuye el uso de recursos no necesarios. La revisión periódica de este enfoque sistemático se va dando en base a los resultados obtenidos de su aplicación y a la nueva literatura que vaya surgiendo". Nuevas formas de reducir la variabilidad injustificada de la práctica clínica, uno de los problemas más serios que nuestros modernos sistemas sanitarios presentan.

En "Sin Estetoscopio", Carlos Cuello nos enseña a caminar por el océano de la incertidumbre médica de la mano de las reglas de decisión clínica. No os perdáis esta entrada por nada del mundo. Comienza con el ejemplo del Titanic. ¿Qué tipo de pasajero hubierais preferido ser? Id a la entrada y responder.

El blog de Amalia Arce, "Diario de una Mamá Pediatra", ha cumplido dos años. ¡Felicidades!

En "Infectología Pediátrica" nos ofrecen una entrada muy interesante sobre los "Factores que contribuyen al uso inadecuado de antibióticos". Todos ellos reales.

"No todos los niños legañosos tienen conjuntivitis", nos recuerda Jesús Martínez en "El Médico de mi hij@". Y es que el bueno de Manolo ha tenido algún problemilla con las legañas...

En "Temas de Epidemiología Clínica" comparan las guías de análisis crítico de CASP y del CEBM para evaluar revisiones sistemáticas.

Y finalizamos, como siempre, con un poco de música. "Franz Ferdinand" son un grupo escocés de "brit-pop", muy al estilo de los que surgieron en el Reino Unido a comienzos de la década de los 80... del pasado siglo (qué mayor se va haciendo uno). Es un grupo con talento y con excelentes canciones cortas y contundentes, auténticos trallazos de tres minutos. Os dejo con su rock and roll directo y gamberro. Feliz domingo.