miércoles, 2 de febrero de 2011

Reproducción asistida y salud infantil


Este es título de un artículo de revisión publicado por Ortiz y Acevedo en el último número de Revista Pediatría de Atención Primaria. Un artículo muy recomendable, pues aborda con rigor y claridad aspectos como las causas de infertilidad, los tipos de técnicas de reproducción asistida (inseminación artificial, fecundación in vitro, microinyección espermática, donación de óvulos o semen) o el diagnóstico genético preimplantacional. Se hace un especial análisis del impacto de las técnicas de reproducción asistida (TRA) en la salud infantil, abordando aspectos como el aumento de la morbi-mortalidad perinatal, gestaciones múltiples, prematuridad y/o retraso del crecimiento intrauterino y defectos congénitos.
Como los autores exponen, “al revisar esta literatura resulta fácil detectar diferentes posicionamientos frente a los efectos de la TRA, no solo en los distintos grupos, sino también las distintas áreas profesionales desde las que se estudian estos procesos (investigación básica, obstetricia, pediatría, reproducción, …), lo que en ocasiones lleva a confusión sobre la interpretación de los resultados de diferentes estudios”. El debate es especialmente marcado en la relación entre TRA y defectos congénitos, debate al que no hemos sido ajenos en Evidencias en Pediatría. Hace 4 años publicamos un artículo valorado críticamente sobre este tema, así como una editorial anexa firmada por Mª Luisa Martínez-Frías, directora del ECEMC, quien profundizaba en los aspectos genéticos y epigenéticos de esta potencial asociación entre TRA y defectos congénitos. La autora concluía que “teniendo en cuenta los conocimientos actuales sobre los procesos del desarrollo y su control genético, creo que no se deben despreciar los potenciales riesgos que se han comentado en relación a defectos congénitos observados en los nacimientos resultantes de una TRA, sobre todo, porque tienen plausibilidad biológica. Esto no quiere decir que se esté sugiriendo no utilizar estas técnicas. Al contrario, existe un consenso general sobre el beneficio y la esperanza que ha supuesto, y supone la posibilidad de utilizar TRA para las parejas que desean tener un hijo y no pueden. Pero eso no significa que no se tengan que realizar estudios bien diseñados e interpretados, no sólo para estar seguros de que las diferentes TRA no implican riesgos altos, sino para corregir los problemas que se puedan ir detectando y, sobre todo, para informar a las parejas teniendo presentes los conocimientos más actuales, tanto de todos los aspectos que se saben como de los que no se saben. Además, y como para cualquier otro procedimiento médico, antes de aplicar una TRA, hay que evaluar siempre el binomio beneficio/riesgo en cada caso, y muy especialmente, en parejas que no tengan claros problemas de infertilidad (no se ajusten a los protocolos establecidos para el diagnóstico de infertilidad)”.
Es cierto que falta el artículo definitivo que solucione este dilema, cuya certeza se ha estimado (en un reciente artículo en Curr Opin Obstet Gynecol) que provendría de un estudio colaborativo internacional con un tamaño muestral de embarazos post-TRA entre 10.000 y 84.000. Hasta que ese estudio llegue (difícil) mantengamos el principio hipocrático de primum non nocere.

Curiosamente, al revisar este tema descubrimos una reciente página web con el nombre de Reproduccion asistida.org y que se define como un proyecto libremente participativo realizado por profesionales en el sector de la reproducción asistida especialistas en informática. La base de esta revista online es reunir y publicar abiertamente toda la información, noticias, vídeos, experiencias y artículos científicos sobre infertilidad, las TRA asociadas y el embarazo. Este proyecto se ha hecho realidad gracias más de 35 centros y empresas relacionadas con el sector de la reproducción asistida que han querido colaborar de una u otra manera, y en el que destacan 6 que han sido indispensables para poner este proyecto en funcionamiento: Fundación IVI (Valencia), Clínica Vistahermosa (Alicante), Procreatec (Madrid), FIV (Valencia), IMFER (Murcia) y Policlínico Valencia. Los editores de esta revista son en su mayoría licenciados en Biología por la Universidad Miguel Hernández de Alicante.

Confiemos que toda la información sobre este tema de las TRA y salud infantil se realice con ciencia y con conciencia.