martes, 23 de agosto de 2011

Hagamos todos un uso adecuado de los servicios sanitarios


... Y hagámoslo por el bien de todos. Profesionales sanitarios y pacientes.

Agosto va terminando, pronto se reiniciarán las clases en los colegios y, en el terreno concreto de la pediatría, los que trabajamos en atención primaria ya sabemos de sobra lo que eso significa: 2-3 días después de iniciadas las clases las consultas se llenan. Y con los servicios de urgencia hospitalarios de pediatría sucede más o menos lo mismo.

No se puede generalizar, no lo pretendo, pero todos los profesionales sanitarios sabemos distinguir, entre los usuarios de los servicios de salud, un determinado porcentaje no pequeño de "abusuarios": personas que están todas las semanas en la consulta con sus niños (en adultos también se da este fenómeno), y que consultan repetidamente por patologías banales. Constituyen un segmento de "consumidores de servicios sanitarios" que en las temporadas epidémicas "pico" pueden bloquear (y bloquean de hecho) las consultas. Por motivos de consulta, insisto,  banales (tos, mocos, fiebre en el contexto de una infección respiratoria leve...).

Esta situación, además de saturar las consultas, puede conllevar también un aumento del gasto sanitario, algo que en estos tiempos que corren todos deberíamos tener en mente: la consulta cuesta tiempo y dinero, acudir repetidas veces al médico "aumenta el riesgo" de realización de pruebas diagnósticas y de recibir tratamientos innecesarios.

El Ministerio de Sanidad dispone de una web dirigida a la ciudadanía llamada serviciossanitarios.es. Tiene material interesante para informar a los pacientes sobre cómo usar racionalemente estos recursos. Os dejo un video informativo sobre el tema.

2 comentarios:

F Llordachs dijo...

A estas alturas del partido la forma de racionalizar es cambiande la forma en la que se accede al servicio. Las aseguradoras privadas potencian servicios de atencion medica telefonica desde hace años, y no les va mal, pero eso cuesta inversion. Por otra parte, trasladar la labor docente de la publica al medico, que ya lo ha intentado durante años, y cuyo exito encima puede favorecer la amortizacion de esa plaza, me parece una iniciativa condenada de antemano al fracaso.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Tienes toda la razón en tu comentario, que te agradezco.

Realmente es un problema muy complejo y que no sé realmente si tiene solución en nuestro medio... Yo soy bastante pesimista, qué le vamos a hacer. Desde que era R-1 he vivido esta situación y desde entonces ha llovido casi un cuarto de siglo sin haber mejorada apenas nada...

Muchas gracias por tu comentario.

Un saludo.