domingo, 29 de enero de 2012

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria (23 a 29 de enero de 2012)


Un domingo más con todos vosotros. Yo ya casi mido las semanas por estos resúmenes periódicos semanales. ¿Estaré tan "enganchado" a mi ordenador como la criatura del chiste? Vayamos nuestro habitual repaso.

Santiago García Tornel, en "Reflexiones de un Pediatra Curtido", ha tocado muchos y heterogéneos temas en esta semana. Nos ha hablado del trastorno obsesivo-compulsivo y su diagnóstico, de "gases y diarreas", y de cómo se prepara a los niños en el Hospital Sant Joan de Déu para que pierdan el temor al quirófano antes de ser intervenidos.

Vicente Baos ("El Supositorio") lleva ya 16 entradas redactadas sobre "Las suaves colinas de Kampala", relato de su estancia en Uganda. Os recomiendo su última entrada sobre el tema y, de paso, podéis releer las entradas previas. No os arrepentiréis.

En la "Bitácora PrevInfad" comentan un artículo sobre una cuestión que tocamos recientemente en este blog: el aislamiento sensorial de los peatones que caminan por la calle conectados mediante auriculares a dispositivos móviles, situación que les hace más proclives a sufrir accidentes de tráfico. Cuidado con los auriculares...

Xavier Allué, en "Pediatría Social", nos habla de niños explotados a raíz de un artículo publicado en el diario "El País". ¿Sólo en el tercer mundo sucede esto? ¿O podemos encontrar ejemplos también en los países presuntamente desarrollados? Es lo que se pregunta Xavier.

En "El Médico de mi hij@", Jesús Martínez ha puesto a Manolo a leer. Y le gusta. Qué importante es crear en nuestros hijos el placer por la lectura... Yo tengo, desde mi consulta, la percepción subjetiva de que en la actualidad nuestros niños y adolescentes leen cada vez menos. ¿Tenéis la misma sensación?

Amalia Arce ("Diario de una Mamá Pediatra") nos habla de la valoración del estado general en los niños. Sí, eso que, de forma intuitiva y basado en la experiencia, hacemos todos los pediatras cuando un niño entra por la puerta de nuestra consulta o en un box de un servicio de urgencias. Es una habilidad que se aprende pronto y Amalia nos ayuda a adquirirla señalándonos los aspectos más importantes de un estado general afectado.

"¿Para qué sirve un fonendo?", se pregunta Jaime Lloreda en "Mi Reino por un Caballo". Y nos relata divertidísimas anécdotas sobre auscultación pediátrica. Y su entrada se emparenta directamente con otra del blog "Con Estetoscopio" titulada "¿Es la auscultación un método preciso para evaluar al recién nacido con soplo?; estudio comparativo entre el pediatra y el neonatólogo?". En ambos blogs se comenta un estudio en el que comparan las "habilidades auscultatorias" de un pediatra y un neonatólogo, comparándolas con un "gold estandard", la ecocardiografía. ¿ Adivináis quién ausculta mejor? La lectura de estas entradas os dará la respuesta.

"¿Por qué debe existir la Colaboración Cochrane?". La pregunta se la hace Carlos Cuello en "Sin Estetoscopio", a resultas de la nueva actualización de la revisión sistemática sobre eficacia de los antivirales (oseltamivir, zanamivir) para el tratamiento de la gripe. Esta revisión ya les causó en su día problemas a sus autores debido a sus conclusiones (eficacia: entre escasa y nula), en un momento (2009) en que la panicodemia de gripe se extendió como la pólvora por todo el planeta y los gobiernos hacían acopio de antivirales como si no hubiera un mañana (España: entre antivirales y vacunas, 333 millones de euros gastados. Qué bien nos vendrían ahora esos dineros, ¿verdad?). Pues bien, las conclusiones de la nueva actualización de esta revisión aún dejan menos margen a los antivirales: "...Con esta evidencia se concluyó que no encontraron una reducción en las complicaciones como neumonía u hospitalizaciones. En cambio sí hallaron que había un mayor número de efectos adversos (cefaleas, problemas psiquiátricos) que los que se reportan en los estudios que sí se publicaron".

En "Evidencias en Pediatría" se siguen publicando nuevos artículos que constituyen un adelanto del número completo que se publicará el 1 de marzo. Os dejamos sus títulos y enlaces:

Artículos valorados críticamente:

  • El suplemento de vitamina A en países de baja renta se asocia a una disminución de la morbimortalidad en niños menores de cinco años. Evid Pediatr. 2012;8:8.
  • En urgencias podemos sospechar el abuso de alcohol o cannabis con una o dos preguntas sencillas. Evid Pediatr. 2012;8:9.
  • ¿Es coste-efectiva la vacunación de rescate frente a 13 serotipos de neumococo? Evid Pediatr. 2012;8:10.


Traducción autorizada:

  • Componentes de las intervenciones para tratar la obesidad y el sobrepeso infantil desde atención primaria. Evid Pediatr. 2012;8:26.

Música para un día nublado y frío de invierno. "Depeche Mode", grupo de rock electrónico, ya se ha pasado por esta sección en más de una ocasión. Martin Gore, el compositor de la mayoría de sus canciones, es experto en explorar el lado oscuro y sombrío del alma humana. El dolor, la inadaptación, la necesidad de ser comprendido, los sentimientos de pesar, de ausencia de paz interior, de amor-desamor... están presentes en la mayoría de sus canciones con mayor o menor intensidad. Sin embargo, sus actuaciones en directo no son nada sombrías. Destilan rabia, entrega, energía. "Depeche Mode" es un grupo con más de treinta años de carrera y cuyos componentes no lo han tenido nada fácil: politoxicomanías y depresiones han atacado en mayor o menor medida a los tres miembros fundadores. Son unos auténticos supervivientes. En su gira de 1993, "Devotional Tour", viajaron... con un psiquiatra y un camello. Afortunadamente, y después de que su cantante Dave Gahan se encontrara a las mismas puertas de la muerte debido a una sobredosis, parece ser que, al menos del camello pueden prescindir. Ignoro si el psiquiatra les sigue acompañando. Os dejo con "Halo" y "Walking in my shoes", de la gira de "Exciter" de 2001, y "A pain that i'm used to" de la gira "Touring the Angel" de 2005 (con el camello, afortunadamente, ya "jubilado"). Feliz domingo.



2 comentarios:

VBV dijo...

Muchas gracias por la recomendación.
Un fuerte abrazo

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

No hay de qué, Vicente. El mérito es todo tuyo por tu trabajo.

Un abrazo para ti también