viernes, 22 de noviembre de 2013

La infancia mundial es el sector poblacional más desprotegido del planeta

El pasado día 20 de noviembre se celebró el Día Universal de la Infancia, iniciativa de UNICEF. Y también el XVII aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada en 1989.

Existen a nivel planetario muchos colectivos desfavorecidos y especialmente susceptibles de que las desgracias (guerras, catástrofes naturales o de cualquier otro tipo) se ceben con ellos. La infancia es, con diferencia, el más predispuesto a sufrir las consecuencias de dichas desgracias. Lo vemos a diario en la prensa, diarios, televisión... Epidemias, enfermedades erradicadas o infrecuentes en el primer mundo que que se llevan por delante millones de vidas infantiles en el tercero.

UNICEF nos vuelve a recordar todos estos hechos, en la confianza de que no sean una simple mención anual, un vulgar recordatorio para que "nos concienciemos" un día y vivamos de forma inconsciente los 364 días restantes.

En su página web nos informan de algunos datos y cifras que es necesario conocer:
  • 1 de cada 4 niños y niñas vive en condiciones de extrema pobreza, en familias con ingresos menores a 1 euro diario. 
  • 1 de cada 12 niños y niñas muere antes de cumplir los 5 años. 
  • Más de 120 millones de niñas y niños en edad escolar no asisten a la escuela, en su mayoría niñas. 
  • Cada minuto, un/a niño/a muere por una enfermedad vinculada al SIDA. 
  • Actualmente hay 15 millones de niños y niñas que han perdido a sus progenitores a causa del SIDA
  • 300.000 niños y niñas están sirviendo a gobiernos o fuerzas rebeldes como soldados. 
  • Más de 1,8 millones de niños y, sobre todo, niñas están sometidos a la explotación sexual.
Cualquiera de estos datos, reales, con los que convivimos a diario, debería sobrecogernos. De tristeza y de indignación. ¿Podemos hacer, cada uno de nosotros, "algo" por paliar siquiera un poco esta catástrofe? Seguro que sí. Que cada uno decida su particular modo y manera. La propia UNICEF se encarga de la protección a la infancia desfavorecida y es simple y sencillo hacerse socio desde su web. Pero hay otras organizaciones que luchan a diario por la salud y bienestar de la infancia desfavorecida. Que cada uno escoja el modo que más se adapte a su idiosincrasia personal. Los niños del mundo - nuestros niños,  nuestropresente y nuestro futuro - están en juego.




1 comentario:

medicoypaciente.com dijo...

Deberiamos cuidarlos mucho más, son nuestro futuro...