jueves, 26 de junio de 2014

No permitas que tu hijo se ahogue este verano



El título de esta entrada puede parecer muy trágico pero se ajusta perfectamente a la realidad. Podemos lee en la prensa generalista: "40 niños fallecen cada verano ahogados en las piscinas". La cifra es disparatadamente elevada. Y trágica, por ser una causa de muerte perfectamente evitable.

La estadística estival de 2014 ya se ha cobrado su primera víctima. Lamentablemente es muy posible que no sea la última. Y es por ello por lo que, justo al inicio de la temporada estival, queremos insistir en este blog en la necesidad de tomar medidas de seguridad y preventivas.

Y nos vamos a servir de dos excelentes páginas web de información sanitaria dirigidas a padres: "En Familia" (AEP) y "Familia y Salud" (AEPap. Las dos abordan el tema de los ahogamientos, del comportamiento adecuado en piscinas y, en suma, ayudan a prevenir este tipo de muerte tan absurda como sencilla de evitar.

En "En Familia" disponemos de varios artículos de obligada lectura:

En "Familia y Salud" tenemos también un artículo sobre el tema que nos ocupa:
Sobre todo, sobre todo: jamás hay que dejar a un niño solo en la piscina. Jamás. Para ello resulta bien ilustrativo leer el informe de un ahogamiento (real) que podemos consultar también en la web "Emergències Setmil" que es de donde lo hemos extraído:

"De: Coordinador Emergències Setmil 


 A/A: Dirección Instalación xxx 



Asunto: informe 



Por la presente, le comunico: 



1º- Que el pasado día XX de junio de 2014 y sobre las 13.30 horas, los socorristas de servicio en la instalación acuática, realizaron una intervención que consistió en el rescate de un niño de 7 años de nombre XXXXX. 

 2º- Que el menor se encontraba en la instalación totalmente solo, con un flotador de “anilla” abierta y sin la vigilancia de ninguno de sus padres. 
3º- Que tras la intervención, el socorrista sacó del agua al menor y procedió a la aplicación de técnicas de reanimación. En esta tarea fue asistido por el segundo socorrista de la instalación. 
4º- Que tras 5 minutos de reanimación el niño respondió positivamente a las maniobras de reanimación y fue colocado en posición lateral de seguridad a la espera de la llegada de la ambulancia. 
5º- Que a los 15 minutos del incidente llegó la ambulancia trasladando al niño, ya reanimado y estable, al hospital. 
6º-Que los padres hicieron acto de presencia una vez el menor ya se encontraba en la ambulancia. 
7º- Que los profesionales sanitarios dieron la enhorabuena a los socorristas por la labor de reanimación".

Insistimos: padres, no perdáis de vista a vuestros hijos. Que vuestras vacaciones no acaben en una tragedia más de las 40 que cada año suceden en España.

Os dejamos el documento "Prevención de ahogamientos en el agua", de "En Familia", consultable también en su web.