domingo, 2 de mayo de 2010

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria (26 de abril a 2 de mayo de 2010)

Vamos allá con nuestro "informe semanal".

Vicente Baos, desde "El Supositorio", nos cuenta su batalla continua contra diversos "certificados" abdurdos. Por ejemplo, certificados que "indiquen expresamente que no se padece enfermedad alguna y que se es apto para efectuar deporte físico en el agua". O "certificado de estar embarazada para pedir, con la suficiente antelación, una añorada plaza en la escuela infantil pública de la localidad". Estos son ejemplos de cómo a los médicos que trabajamos en atención primaria se nos hace perder el tiempo que no tenemos para acreditar o hacer de "notarios" de circunstancias absurdas. Los pediatras podríamos añadir algunos más: informe de que el niño está "sano" para ir a unas colonias, informe de que el niño "ya no es contagioso" después de una diarrea, o una varicela, informe de que el niño "ya no tiene fiebre" (?). Hasta el infinito y más allá. En algún punto del camino a esta sociedad se le ha ido la olla.

María García-Puente, desde su blog "Biblioteca Médica Virtual", nos informa de las últimas novedades de PubMed: se han añadido referencias de libros on line. En su entrada nos explica de qué forma podemos buscarlos. Muy interesante.

Amalia Arce trabaja en urgencias. Por ello, conoce de primera mano los problemas que un servicio de estas características plantea. Como por ejemplo, la clasificación previa de los pacientes según su presunto nivel de gravedad. Lo que llamamos triage. Desde su "Diario de una Mamá Pediatra" nos relata el sistema de clasificación, en cinco niveles, de la gravedad "a priori" de los niños que acuden al servcio de urgencias pediátricas de su hospital. Estos sistemas son fundamentales, sobre todo en situaciones se sobrecarga masiva de estos servicios lo que en nuestro medio, lamentablemente, no es nada raro.

"Más de 700 pediatras españoles participarán en un proyecto de formación sobre la detección y la actuación ante el Maltrato Infantil". De esta noticia se hacen eco en "Maynet". El maltrato infantil es una lacra de cualquier sociedad, y su diagnóstico no es precisamente sencillo. El maltrato físico, que es el primero que a todos se nos viene a la cabeza, es quizá el más sencillo de diagnosticar en caso de existir lesiones. Pero hay otras formas de maltrato más sutiles, mucho más difíciles de diagnosticar y de abordar, y tanto o más dañinos que el físico: el maltrato por negligencia es quizá el ejemplo más paradigmático. Sea como fuere, no sólo los pediatras tienen algo que decir en este tema: la implicación de los servicios sociales y de las escuelas es también fundamental para detectar estas formas más sutiles de maltrato.

Desde "Sin Estetoscopio", Giordano Pérez-Gaxiola y Carlos Cuello nos relatan sus experiencias de implantación de la MBE en México. Mucho trabajo por hacer... como aquí en España también.

Slideshare es el "Youtube de las presentaciones". En este blog lo usamos mucho, para colgar nuestras presentaciones o las de otros. Os recomendamos "Atención al niño inmigrante y adoptado", de Paco Hijano, pediatra de atención primaria de Madrid. Son 18 diapositivas, claras y concisas.

Miguel Ángel Máñez, desde "Salud con Cosas", nos relata la implantación en Castilla y León de un sistema de cita previa en los centros de salud mediante el uso de internet. ¿Es la panacea? Probablemente no, pero sí probablemente una ayuda para descongestionar el trabajo del personal administrativo de los centros de salud. Los inicios son siempre complicados.

Nos despedimos con música. Con Bob Dylan, una leyenda viva. "Hurricane" es ya un clásico. La historia de Rubin Carteer, boxeador que permaneció dos décadas encarcelado por unos crímenes que no cometió. La canción es de 1975 pero Rubin Carter no salió de prisión hasta once años después... El vídeo contiene imágenes de la película "Huracán Carter", protagonizada por Denzel Washington. Feliz domingo.

2 comentarios:

gp dijo...

Gracias por la mención :) He estado desconectada este finde y lo acabo de leer. ¡Saludos!

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Mención totalmente merecida :-)