martes, 12 de mayo de 2015

Rubéola: ¿El principio del fin? Sí... a medias


La semana pasada recibimos todos una excelente noticia procedente de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO):

"La región de las Américas se ha convertido en la primera del mundo en ser declarada libre de transmisión endémica de rubéola, una enfermedad viral contagiosa que puede causar múltiple defectos al nacer y hasta muerte fetal si es contraída por una mujer durante su embarazo".

Y así es. Las campañas vacunales en el continente americano han conseguido eliminar la rubéola y el síndrome de la rubéola congénita de aquellas tierras. Esta es la noticia positiva de esta entrada. El comunicado de la PAHO puede consultarse bajo estas líneas.


Eliminación de la rubéola y el síndrome de la rubéola congénita en las Américas from Cristobal Buñuel

Y ahora vamos con la nnoticia negativa: podemos leer en "Eurosurveillance" que en Italia la rubéola congénita es todavía un problema de salud pública. Nada menos que 75 casos de rubéola congénita se registraron en el país trasalpino entre 2005 y 2013. Algo inexplicable, existiendo una vacuna segura, inmunógena y eficaz contra esta enfermedad.

Congenital rubella still a public health problem in Italy: analysis of national surveillance data from 2005 to 2013 from Cristobal Buñuel

¿Y en España? Se registran aún casos en 2012. En concreto, 27 casos en colectivos no vacunados, principalmente población inmigrante procedente de Rumanía.  

Que aún existan casos de rubéola - y no digamos ya de rubéola congénita - en países de la Unión Europea, disponiendo como disponemos de una vacuna formidable y capaz de erradicar esta enfermedad como nos han demostrado nuestros hermanos de Latinoamérica, es algo que debería avergonzarnos. Los datos ahí están. Esperemos que el ejemplo de la PAHO se traslade a Europa y, por supuesto, al resto del mundo.