viernes, 19 de marzo de 2010

Gripe: final del invierno en España

Copiado y pegado del boletín epidemiológico semanal del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España:

"A nivel global la tasa de incidencia notificada de gripe en la semana 10/2010 es de 10,01 casos por 100.000 habitantes y no presenta cambios significativos respecto a la semana previa de vigilancia.


A partir de la semana 38/2009 (del 20 al 26 de septiembre) se inició la fase de ascenso de la onda pandémica en España hasta que en la semana 46/2009 (del 15 al 21 de noviembre), ocho semanas después, se alcanzó el pico máximo de incidencia de gripe con 372,70 casos/100.0000 habitantes. En el territorio sujeto a vigilancia se registran tasas de incidencia de gripe por debajo del umbral basal establecido para la temporada 2009-2010 desde la semana 01/2010.


El porcentaje de muestras positivas a virus gripales alcanzó un valor máximo en la semana 43/2009 (69%) y desde entonces ha disminuido paulatinamente; en la semana 10/2010 es del 2,7%.


En su distribución por edad, la incidencia gripal global se mantiene estable en todos los grupos de edad.


Se señala un nivel de difusión nulo de la enfermedad, un nivel bajo de intensidad de la actividad gripal y una evolución estable de la enfermedad."

¿Cuantos fallecimientos ha habido? Desde el 30 de diciembre de 2009 el Ministerio dejó de proporcionar esta información. En esa fecha, el número de muertos asociados a infección por An H1N1 era de 271. No han existido actualizaciones posteriores de esta cifra. En cualquier caso, es posco probable que sea muy superior a esos 271 ya que el pico de máxima incidencia de gripe ocurrió en noviembre de 2009.

Como balance final, señalar que la pandemia de gripe An H1N1 se ha vivido en España, en general, con bastante más serenidad y tranquilidad que la que cabía suponer dadas las alarmas desatadas durante el verano de 2009. La recomendación de calma, finalmente, caló tanto entre la población como, en general, entre los profesionales sanotarios. Iniciativas como las de Gripe y Calma han sido en buena parte responsables de ello.