martes, 12 de octubre de 2010

Retomar fuerzas y no perder el horizonte


Ser pediatra es una bella profesión, aunque no exenta de dificultades en el día a día. Ser médicos de niños no nos aisla de las dificultades propias de todo sanitario: la falta de coordinación y apoyo entre la macro, meso y microgestión. Y con un acicate: los pediatras somos necesarios, pero somos algo incómodos de encajar en el sistema sanitario, principalmente en atención primaria. Además, la semana pasada nos hacíamos eco de algo que puede parecer insólito en pleno siglo XXI: la necesidad de reclamar el acceso abierto a Internet en las consultas médicas en España, porque el acceso a la información es una herramienta imprescindible, de ahí la pertinencia del movimiento "Internet en la consulta: una necesidad". Porque los pediatras (los médicos en general) nos vemos sometidos a un importante reto de actualización, no siempre fácil de encajar por falta de tiempo y de buenas estructuras.

Ayudar a la formación e información en Pediatría es el reto que iniciamos desde Evidencias en Pediatría (EvP) hace ya 5 años y que complementamos, en formato web 2.0, a través de este blog. Detrás de este objetivo hay muchos compañeros implicados (englobados en el Grupo de Trabajo de Pediatría Basada en el Evidencia) y mucho trabajo de coordinación, que desde fuera no se ve, pero se intuye. Para continuar adelante con el proyecto, es necesario retomar fuerzas (y reconocer que el proyecto no es una carrera de velocidad, sino de resistencia) y no perder el horizonte (al menos ser un poco mejores y más felices en nuestra profesión).

En estos días de principios de otoño estoy pudiendo disfrutar de unos días de descanso y vivir algún momento mágico como la puesta de sol que encabeza esta entrada. Momentos para compartir con los amigos, especialmente con Cristóbal Buñuel y Paz González, codirectores de Evidencias en Pediatría y, sobre todo, amigos basados en la evidencia y en la afectividad tras 5 años de intenso trabajo en un proyecto de muchos. De esto hemos hablado muchas veces, así que el video que hoy me envia Victor Bolivar, pediatra con alma de artista (o artista con vocación de pediatra), nos resulta muy próximo a los tres.

Lo dicho: retomar fuerzas y no perder el horizonte. Y pese a todo el esfuerzo (y con todos), seguir adelante con los proyectos de EvP, hacer realidad los retos y disfrutar de nuestra bella profesión como pediatras.

2 comentarios:

Javier dijo...

Muchas gracias por vuestro trabajo y vuestro esfuerzo que nos aporta mucho a los pediatras. Un abrazo y mucho ánimo para seguir con vuestra excelente labor.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Gracias por tus palabras, Javier.