Cine y Pediatría 8

viernes, 30 de marzo de 2012

Errores en la dosificación del paracetamol intravenoso


La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) dispone de una cuenta propia en Twitter. Y gracias a ella es posible enterarse de cualquier alerta de interés pediátrico referente a algún fármaco.

Ya hemos hablado en este blog de los errores de dosificación del paracetamol, antitérmico tan usado como peligroso si se cometen fallos en el cálculo de la dosis necesaria: "El paracetamol no es inofensivo" y "Insistiendo: cuidado con el abuso de paracetamol...". Ayer, la AEMPS emitía una nota informativa (que podéis leer al final de estas líneas) sobre errores de dosificación del paracetamol cuando es administrado de manera intravenosa.

Como se refiere en la nota, os copio y pego el quid de la cuestión:

Se han producido casos de sobredosis con la administración IV de Perfalgan® 10mg/ml solución para perfusión en niños (debido a la confusión entre miligramos y mililitros) y en adultos de ≤50 kg de peso.

Para prevenir este riesgo se recomienda prescribir la dosis de paracetamol en mililitros. Para los pacientes, tanto adultos como niños, de ≤50 kg los cálculos de dosificación se realizarán en función del peso
.

Esta confusión entre mg y ml es mucho más común de lo que se piensa y puede afectar a otros medicamentos. Por ello es conveniente calcular la dosis a administrar en mililitros con el fin de minimizar cualquier posibilidad de error.

Por cierto: hay quien piensa que mililitro y centímetro cúbico son diferentes maneras de medir cantidades de volumen líquido... Aunque parezca una tontería, es preciso recordar - y aprovecho la oportunidad que brinda la nota de la AEMPS - que un mililitro es lo mismo que un centímetro cúbico: 1 ml = 1 cc. Más información, para quien la necesite, en - cómo no - la Wikipedia.

Os dejo la nota de la AEMPS:

1 comentario:

Diario de una mamá pediatra dijo...

Hola,

He leído la nota de la AEMPS y si bien el mensaje principal es la posibilidad de error con una medicación no acabo de ver clara la recomendación de pautar en mililitros en vez de en milígramos.
Como ocurre con casi toda la medicación pediátrica, que hay que calcularla por peso, creo que lo más apropiado es seguir utilizando los milígramos, ya que lo que sí da pie a errores es hacerlo por milímetros y que después haya un cambio en la concentración de la ampolla (o bien que otro fabricante -en el caso de otros fármacos por lo menor ocurre- utilice una concentración diferente).
Saludos,

Amalia