domingo, 23 de diciembre de 2012

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria (17 al 23 de diciembre de 2012)



... Pues finalmente va a ser que el Fin del Mundo pasó de largo.

¿O no? Porque cuando uno lee el periódico, lo cierto es que parece que todo se derrumba alrededor...

La sanidad pública madrileña está en pie de guerra. Y con toda la razón. Es mucho lo que está en juego, el modelo de un sistema sanitario público, universal y gratuito capaz de ofrecer una asistencia de altísima calidad. Veremos cómo termina este asunto... Y una reflexión: los que no vivimos en Madrid, los profesionales sanitarios de otras comunidades autónomas... ¿Qué opinamos de todo esto? ¿Acaso pensamos que no nos incumbe? ¿Que no vendrán también a por nosotros? Se habla mucho del corporativismo médico, pero siempre he pensado que éste no existe: nos importa un bledo lo que le pase al colega de al lado con tal de que nosotros sigamos tal y como estamos. No nos movilizaremos en solidaridad con nuestros compañeros de Madrid, pero luego no pidamos ayuda cuando las privatizaciones nos afecten a nosotros. Que nos afectarán. De este tema ya escribí una entrada en este blog el pasado día 11 de diciembre.

Y es que, sanitariamente hablando, la división del Sistema Nacional de Salud (SNS) en 17 trocitos (tantos como comunidades autónomas) trae, entre otras nefastas consecuencias, el "divide y vencerás": pensamos que los problemas que se presentan en una determinada comunidad no son nuestros problemas. Y la fragmentación del SNS conleva otras situaciones surrealistas. Que selo pregunten a Vicente Baos ("El supositorio"). Nos relata la historia verídica de su propia hija, madrileña que estudia en Granada, y que no puede conseguir la tarjeta sanitaria de la CCAA de Andalucía. La entrada se titula "La imposibilidad de conseguir la tarjeta sanitaria andaluza para un madrileño". Surrealista, kafkiano y... real. Y de conflictos fronterizos entre CCAA podríamos estar hablando y escribiendo durante días. Vamos a tomárnoslo con un poco de humor, de la mano de José Mota:

 Dejemos la crispación sanitaria de lado, de momento. Y vayamos a otros temas interesantes tratados en diversos blogs pediátricos.

Quien no quiera aprender fundamentos básicos de metodología de la investigación, de medicina basada en la evidencia... es porque no quiere. Manuel Molina ("Ciencia sin seso") nos explica a todos el primer paso del "proceso MBE": la elaboración correcta de una pregunta clínica. Y es que quien no tenga preguntas, nunca obtendrá respuestas. Pero la calidad de la respuesta dependerá de la concreción de la pregunta. No os perdáis esta entrada, por favor.

Y, si ya tenéis algún conocimiento más avanzado de estos temas, os interesará también la última entrada del blog "Temas de epidemiología clínica" dedicado a los errores estadísticos y en la presentación de los datos.

El final del otoño y el principio del invierno es una época de gran incidencia de episodios de laringitis. Amalia Arce ("Diario de una mamá pediatra") y Santiago Garcia-Tornel ("Reflexiones de un pediatra curtido") nos han puesto al día sobre esta enfermedad.

"Mi reino por un caballo", el blog de José María Lloreda, es uno de los blogs pediátricos más amenos y divertidos que conozco. No dejéis de disfrutar de sus dos entradas-resumen del año 2012 que se cierra: "Las entradas más visitadas de 2012 (1)" y "Las entradas más visitadas de 2012 (y 2). Hasta siempre si los mayas aciertan...".

... Y sí, es cierto: no ha sido el fin del mundo. Aunque quizá sea el fin del mundo tal y como ahora lo habíamos conocido. Ya nos lo cantaban REM hace unos años. Con ellos os dejo. Que paséis un feliz domingo.