Cine y Pediatría 8

martes, 11 de diciembre de 2012

Sobre privatizaciones: ¿Qué tal por Cataluña?


Anda el mundo sanitario madrileño muy revuelto y con razón. El temor a la progresiva privatización y desmantelamiento de la sanidad pública es un riesgo real.

Hay algo que me preocupa mucho, y que se debe a la transferencia de la sanidad a cada Comunidad Autónoma. De este modo, cada autonomía desconoce por completo los problemas del vecino de al lado. Y esos problemas existen y son graves.

En Cataluña hace ya mucho tiempo que se optó por un modelo de gestión privada de la sanidad pública en grandes zonas geográficas de esta CCAA. Yo, que vivo en Girona, trabajo para el ICS, que es una empresa pública. Pero en un radio de 50 km de mi casa el ICS apenas gestiona nada. Así ocurre con el hospital de Palamós y sus centros de salud asociados (gestionados por SSIBE), el hospital de Olot y sus centros de salud asociados (Fundació Hospital Sant Jaume), el Hospital Santa Caterina y sus centros de salud asociados (gestionados por el Institut d'Asistència Sanitària), el Hospital de Figueres y sus centros de salud asociados (Fundació Salut Empordà)... Podría seguir pero como muestra sirvan estos botones.

¿Qué conlleva esto? Mi opinión personal es que genera una enorme ineficiencia, además de que significa la duplicación o "triplicación" de los mismos servicios sanitarios a muy pocos kilómetros de distancia. Por no hablar de que la historia clínica electrónica de cada una de estas empresas es diferente... y todas incompatibles entre sí. Es decir, si un niño, pongamos que de Palamós, viene a vivir a Girona, yo no puedo accder a su historial médico previo. Sistemas informáticos incompatibles. Venir a vivir a Girona desde Palamós (u Olot, o Figueres) es, sanitariamente hablando y desde el aspecto concreto de compartir los datos de la historia clínica, como venir de Australia.

...Pero al menos estas empresas privadas están especializadas en salud. ¿Es posible que una empresa sin apenas experiencia en gestión de centros sanitarios se haga cargo de la gestión de éstos? La respuesta es sí. Estas semanas - aunque el ruido mediático, inexplicablemente, está siendo más bien escaso - ha tenido lugar la adjudicación del centro de salud de L'Escala y de sus consultorios asociados a una empresa, EULEN, con poca o nula experiencia en estas lides. Los trabajadores de L'Escala están indignados... pero con la indignación van a quedarse. Lamentablemente.

Leo sobre este empresa lo siguiente: "...está calificada en el Registro Mercantil como “líder en España en prestación de servicios intensivos en personal” , “como gigante español en servicios” o especialista en “seguridad privada, limpieza y logística”. Y, que se conozca, sus actividades principales son la explotación vinícola -Bodegas Vega Sicilia- y ganadera -sociedades Valles del Esla y Neal-. Pese a ese particular perfil, encabeza el rechazable proceso de privatización de la sanidad catalana. ¿Por qué? Dicen que superó a la Fundació Salut Empordà, actual gestora de dichos centros, en la calificación de los requisitos exigidos. Pese a que carece de toda experiencia en la gestión sanitaria. Ya veremos lo que hay detrás de esta discutible y brumosa decisión."

Y en esas estamos, queridos compañeros/as de la profesión sanitaria. ¿Hay algo más absurdo que de la gestión de tu centro de salud se haga cargo una empresa sanitaria privada? Sí: que esa empresa no sea sanitaria siquiera.

Algunos medios de comunicación, como "El País", se han hecho eco de esta noticia, tan preocupante como tristemente casi ignorada por todos. También el "Diari de Girona". Así que, si en un futuro más o menos largo, la gestión de vuestro hospital o centro de salud pasa a manos de, pongamos por caso, un hipermercado, que no os extrañe: el surrealismo ya ha llegado a la gestión sanitaria.

Desde aquí mi admiración por los compañeros de Madrid que están defendiendo su modelop´´ublico de gestión ssanitaria. En otras zonas de España está sucediendo lo mismo - o peor - sin que prácticamente nadie mueva un dedo.

Entonemos todos un réquiem por la sanidad pública.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Leyendo esto tengo un motivo más para seguir en huelga. Gracias

Anónimo dijo...

La mayoría de hospitales catalanes de la red de utilización publica que no son del ICS, pertenecen a fundaciones "privadas" sin animo de lucro pero que sus consejos de administración están formados por personas designadas por los ayuntamientos, la Generalitat o las Diputaciones. No tienen accionistas, no reparten beneficios, etc. Por tanto aunque se definan como "privados", su gestion es publica y les están aplicando los decretos de "recortes" de los trabajadores de la función publica.. Tambien existen CAP en Los que siguiendo el modelo ingles se ha dado la gestión a los profesionales, pero son minoritarios. Por ultimo hay algún centro como el que se le ha otorgado al grupo Eulen que es claramente de gestión privada. Estos se cuentan con los dedos de una mano.
Lo que esta pasando en Madrid es mucho mas grave se esta dando la gestión a empresas privadas (algunas en manos de grupos de Capital Riesgo) y que ya tienen centros sanitarios enteramente privados. Estas empresas (p.e.Capio) tienen un verdadero conflicto de intereses porque gestionaran empresas de titularidad publica y también otras enteramente privadas. Esta situación amenaza la supervivencia futura de la sanidad publica.