Cine y Pediatría 8

martes, 1 de octubre de 2013

Cada tres segundos el mundo pierde a un niño por causas que podrían haberse evitado


En los tiempos que vivimos es difícil llegar en ocasiones al corazón de la gente... Al corazón y a su alma, a remover sus sentimientos en la dirección correcta. Vivimos atropellados, vivimos, por qué no decirlo, "anestesiados" por nuestros problemas más inmediatos. Sin tiempo. Nos resulta complicado, molesto... separar lo fundamental de lo superfluo.

La infancia es una época de la vida de máxima vulnerabilidad. Los niños son las principales víctimas de las desigualdades socioeconómicas que existen en nuestro planeta. Todos lo sabemos. Nada nuevo. Le prestamos unos segundos de nuestra atención...y seguimos con nuestras atareadas vidas.

Sí, es difícil que la gente preste atención a la infancia. Aunque sepamos que cada tres segundos el mundo pierde a un niño por causas que podían haberse evitado...

International Children's Fund es una ONG dedicada a la protección de la infancia más desfavorecida. Una ONG más, podemos llegar a pensar, y quizá así sea. Sin embargo, han sabido plasmar de manera sencilla, emotiva pero huyendo del sentimentalismo barato, de forma muy eficaz, el dato que da título a esta entrada de hoy. Una imagen vale más que mil palabras y una canción más que un millón. Pero no es solo la canción sino lo que sucede mientras que un coro de niños la interpreta. Os invito a ver el vídeo. La canción es "Mad World", de "Tears for Fears". Si vuestra reacción una vez visto el vídeo es la del público que ha contemplado sobrecogido la interpretación de este coro... aún hay esperanza para este mundo desquiciado del que habla la canción.




...Y aquí el vídeo original de "Tears for Fears" subititulado en español. Merece la pena reflexionar sobre su letra.



Y un dato más. Si, estimado lector o lectora, has leído esta entrada entera y has visionado los dos vídeos, debes saber que durante los escasos siete minutos que te habrá llevado esta tarea el mundo ha perdido 140 niños por causas evitables.

2 comentarios:

Guillermo dijo...

Es una verdadera vergüenza para la Humanidad.

Inés Bajo dijo...

La última frase de la entrada me ha dejado los pelos de punta...