lunes, 15 de febrero de 2016

Medios de comunicación y nutrición infantil


En el reciente VIII Curso Internacional de Pediatría que ha tenido lugar en Puebla (México) me fue encargado presentar la ponencia con el título de este post. Este reto se convirtió en una oportunidad, la oportunidad de reflexionar en un auditorio con compañeros pediatras sobre un tema conocido, pero quizás no tan reconocido en algunos aspectos. 

El objetivo general de esta ponencia es reflexionar sobre la importancia de los mass media en las tendencias en nutrición en la infancia y adolescencia. Y con varios objetivos específicos: 
- Conocer (y respetar) a los “screenagers” 
- Defender la seguridad de la publicidad 
- Reflexionar sobre la importancia del filiarcado 
 - Diferenciar publicidad, bulos y regulación 
- Combatir la telebasura y publicidad irresponsable 

Una presentación con seis apartados: 
1. La vida en una pantalla: los "screenagers" 
2. Vida segura en niños y adolescentes, pero ¿pantallas seguras? 
3. Medios de comunicación y Mercadotencia: la publicidad 
4. Medios de comunicación y Nutrición 
5. Medios de comunicación y Nutrición Infantil 
6. Preguntas para llevarse a casa... 

Porque probablemente surgen más preguntas que respuestas en un tema tan complejo y multidimensional como este. Pero básicamente surgen cuatro preguntas: 

a) ¿Qué SI hacer como Sociedad científica? 
- Educar en el buen uso de la “pantallas”, tanto a pacientes como a sus familias 
- Promover objetivos saludables en los Medios de comunicación 
- Defender el Código de Autorregulación de contenidos televisivos e infancia y similares 
- Mantener una relación ética y estética con la industria de alimentación (igual que ha de hacerse con la industria farmacéutica) 

b) ¿Qué NO hacer como Sociedad científica? 
- El pecado por omisión: pensar que eso no nos corresponde hacer 
- El pecado por acción: que conflictos de interés nos haga adoptar más objetivos comerciales que objetivos saludables 

c) ¿Qué SI hacer como pediatras? 
- Conocer la realidad: screenagers, filiarcado, globesity, ortorexia, etc. 
- Prescribir enlaces saludables 
- Integrar la nutrición infantil con una visión mass media 
- Defender la ética de la profesión, incluso ante las Sociedades científicas si fuera el caso 

d) ¿Qué NO hacer como pediatras? 
- El pecado por omisión: pensar que eso no nos corresponde hacer 
- El pecado por acción: que conflictos de interés nos haga adoptar más objetivos comerciales que objetivos saludables.

La influencia de los medios de comunicación en las tendencias en nutrición infantil son patentes. Y todos somos responsables de que las cosas sean mejor de lo que son. Es una cuestión de responsabilidad. Nos jugamos mucho...

 

1 comentario:

GiraMundo Gestión Integral de Riesgos en Salud dijo...

Excelente publicación Dr. González. La Salud Pública debe valerse de las mismas estrategias que usa la industria para desestimular el consumismo y generar cambios de hábitos. Estos conceptos deben incorporarse en nuestros ejercicios profesionales y aprovechar las redes sociales para generar estos cambios. Preparo una presentación en tal fin. Le socializaré. Éxitos.