martes, 13 de julio de 2010

Prevención de la enfermedad cardiovascular desde la infancia: ¿Podemos hacer algo?

La respuesta es sí. Y viene desde el Reino Unido, en forma de una nueva guía de práctica clínica de NICE.

La guía es amplia pero en su recomendación número 19 vienen las recomendaciones que a los pediatras nos interesan. Estas van dirigidas a padres y cuidadores, autoridades locales, colegios, empresas de catering y trabajadores de guarderías en tre otros. Recomendaciones perfectamente extrapolables e implementables en nuestro medio:

1.- Incidir en el fomento de hábitos y estilos de vida saludables en relación con la alimentación.
2.- Incluir alimentos y bebidas saludables en máquinas dispensadoras, y a un precio más barato.
3.- Limitación de la publicidad de alimentos ricos en sal, grasas o azúcar en lugares públicos frecuentados por niños (parques, museos...).
4.- Los organismos pertenecientes al sector público deberían evitar el patrocinio de empresas asociadas a la producción de alimentos ricos en grasas, azúcar o sal.

Como en otras ocasiones, os proporcionamos acceso a los diferentes formatos de la guía.