lunes, 17 de octubre de 2011

Día Mundial de la Alimentación: ¿dónde están los "indignados"?


Ayer, día 16 de octubre de cada año, se celebró el Día Mundial de la Alimentación. De ello trataba la viñeta que Forges publicó en El País. Este día fue proclamado en 1979 por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, cuya finalidad es concienciar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

En un momento en el que el Primer Mundo está lleno de "indignados" por la situación política, económica y social de nuestro entorno en los últimos años, apenas se oyen voces de "indignados" por una situación crónica en el Tercer Mundo. Los diarios de ayer domingo 16 estaban repletos de noticias de las manifestaciones del 15-O en España y en otros países de Europa (más Japón y Estados Unidos); apenas un esbozo al Día Mundial de la Alimentación.

Erradicar la pobreza extrema y el hambre es el primer objetivo de los ocho que se marcaron en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, fijados en el año 2000 y que los 192 países miembros de las Naciones Unidas acordaron conseguir para el año 2015. Los títulos de los ocho objetivos, con sus metas específicas, son:

Objetivo 1: Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
- Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas que sufren hambre.
- Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas cuyos ingresos son inferiores a un dólar diario.
- Conseguir pleno empleo productivo y trabajo digno para todos, incluyendo mujeres y jóvenes.

Objetivo 2: Lograr la enseñanza primaria universal.
- Asegurar que en 2015, la infancia de cualquier parte, niños y niñas por igual, sean capaces de completar un ciclo completo de enseñanza primaria.

Objetivo 3: Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer.
- Eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes de finales de 2015.

Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil.
- Reducir en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad de niños menores de cinco años.

Objetivo 5: Mejorar la salud materna.
- Reducir en tres cuartas partes, entre 1990 y 2015, la mortalidad materna.
- Lograr el acceso universal a la salud reproductiva.

Objetivo 6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
- Haber detenido y comenzado a reducir la propagación del VIH/SIDA en 2015.
- Lograr, para 2010, el acceso universal al tratamiento del VIH/SIDA de todas las personas que lo necesiten.
- Haber detenido y comenzado a reducir, en 2015, la incidencia de la malaria y otras enfermedades graves.

Objetivo 7: Garantizar el sustento del medio ambiente.
- Incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales y reducir la pérdida de recursos del medio ambiente.
- Haber reducido y haber ralentizado considerablemente la pérdida de diversidad biológica en 2010.
- Reducir a la mitad, para 2015, la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.
- Haber mejorado considerablemente, en 2020, la vida de al menos 100 millones de habitantes de barrios marginales.

Objetivo 8: Fomentar una asociación mundial para el desarrollo.
- Desarrollar aún más un sistema comercial y financiero abierto, basado en normas, previsible y no discriminatorio.
- Atender las necesidades especiales de los países menos adelantados.
- Atender las necesidades especiales de los países en desarrollo sin litoral y los pequeños Estados insulares en desarrollo (mediante el Programa de Acción para el desarrollo sostenible de los pequeños Estados insulares en desarrollo y los resultados del vigésimo segundo período extraordinario de sesiones de la Asamblea General).
- Encarar de manera integral los problemas de la deuda de los países en desarrollo con medidas nacionales e internacionales para que la deuda sea sostenible a largo plazo.
- En cooperación con las empresas farmacéuticas, proporcionar acceso a los medicamentos esenciales en los países en desarrollo a precios asequibles.
- En cooperación con el sector privado, dar acceso a los beneficios de las nuevas tecnologías, especialmente las de la información y las comunicaciones.

Ocho objetivos para estar "indignados" si no se cumplen. Ocho objetivos para demostrar la solidaridad. Esto no es incompatible con la indignación frente a la situación política, económica y social de nuestro entorno. Los "indignados" del Primer Mundo han dado la cara; ¿dónde están los "indignados" frente al Tercer Mundo?.

4 comentarios:

rits dijo...

Los indignados del primer mundo tb lo estamos por el Tercer Mundo. Y tb luchamos para ellos.

No estoy de acuerdo conque ayer no se hablara del día mundial de la alimentación. Almenos en Catalunya, todos los noticiarios abrian en portada hablando de él y explicando (no muy detalladamente, eso si) el objetivo de la ONU. Y lo mismo en noticiarios de radios mientras iba en coche. Es mas se recordaba que la ONU ha declarado que el objetivo es asumible, que solo hace falta un cambio político. Y eso no es lo que pedimos los indignados?

Te enlazo un video del youtbe donde un profesor universtario pide salir a la calle precisamente para cambiar la situación de hambruna en el tercer mundo: http://www.youtube.com/watch?v=yfHfLYujKnU&feature=player_embedded

Y finalmente te invito a leer el post que he echo (está en catalan). Creo firmemente en la necesidad de cambiar el rumbo, para la subsistencia de todos. Y si, la hambruna también es consecuencia nuestra y en nuestras manos está empezar el cambio para erradicarla.

He llegado a tu blog por un comentario. Un blog muy interesante.

Un saludo

Paki dijo...

Bueno lo cierto es que en la marcha de los indignados de Valencia nos anticipamos: se unía el grupo Pobreza Cero y con éste encabezando la marcha la gente manifestaba así su indignación por este problema tan grave...

doctorin dijo...

Los "indignados" hemos estado ayer precisamente manifestándonos en contra de las desigualdades sociales y del funcionamiento actual de la política nacional e internacional, en la que mandan los "mercados" o, lo que es lo mismo, los intereses económicos de una pequeña minoría de la población.

Las causas de la pobreza y el hambre son las mismas en los países ricos y pobres, porque en realidad sólo hay un mundo. Precisamente somos los habitantes de los países ricos los que tenemos que dar el paso de intentar cambiar esto, y no sólo a base de donaciones, que en el fondo cambian poco la situación.

Claro que si te fías de lo que dicen los medios de comunicación sobre el movimiento 15M (unos, como El País, intentando arrimar el ascua a su sardina y otros, como ABC o El Mundo, centrándose en disturbios de otros países y okupaciones) poco vas a poder sacar en claro.

Javier González de Dios dijo...

Que nadie de los que estuvieron el 15-O en las manifestaciones se vea aludido de forma equívoca. Mi frase final es clara: Los "indignados" del Primer Mundo han dado la cara; ¿dónde están los "indignados" frente al Tercer Mundo?.
Potenciales indignados frente a al problema crónico del hambre en el mundo lo somos todos. Y la reflexión es para todos.
Gracias por vuestras aportaciones.
Javier.