miércoles, 21 de septiembre de 2016

Comunicación científica (XXXV) Visibilidad en redes sociales


El especialista en pediatría (y cualquier sanitario) compite en la era Internet con otros profesionales en diversos frentes: el local, el social, el científico. 
En el local, porque el cliente potencial puede buscar profesionales en torno a su geolocalización inmediata mediante herramientas como Google Maps, que a su vez se alimenta de la información sobre servicios profesionales y empresas de Google Local. 
- En el social, porque el paciente busca y elige pediatra de diversas formas, buscando y comparando antes (y después) de tomar una decisión, pero cada vez más, tiene a su disposición herramientas sociales horizontales (independientes de temática) o verticales (especializadas), en las que socializa su experiencia. 
- En el científico, porque para destacar entre otros competidores, necesita mejorar su reputación. Los científicos en general han encontrado en las redes sociales una plataforma válida en la que apoyarse para aumentar la exposición de sus trabajos científicos a sus pares. 

Los pediatras, en particular, pueden usar las redes sociales con diferentes objetivos, dependiendo de la red social en la que participen. Se estudian las razones por las que el pediatra debe participar en redes sociales, las diferencias entre ambos tipos de redes (generalistas versus verticales o científicas) y cómo estimar la audiencia probable para conseguir optimizar los esfuerzos de visibilidad de los profesionales de pediatría en ambos tipos de redes o medios sociales, así como mejores prácticas en ambas categorías. 

Sirvan estos consejos para comenzar a ser más visibles en la red. En otros palabras, cómo ser bueno y parecerlo: 
• Para establecer una presencia en línea, los investigadores deberían, como mínimo, crear un sitio web personal donde exponer sus proyectos de investigación específicos y áreas de experiencia. 
• Para encontrar personas con intereses comunes activas en la Red, es útil seguir medios de comunicación social. 
• Los científicos que quieran comunicarse con la sociedad, deberán aprender las reglas básicas de etiqueta de diferentes plataformas de redes o medios sociales. 
• Se aconseja filtrar la información (por ejemplo, usando listas de Twitter para agrupar usuarios). 
• El uso consistente de menos herramientas es mejor que querer abarcar demasiado a través de muchas plataformas. 
• No hay que tener miedo de pedir ayuda y generar conversaciones. Recordemos que, independientemente de la plataforma, las interacciones de medios sociales requieren conversaciones bidireccionales, en las que las opiniones de cualquier usuario son, en potencia, tan válidas como las nuestras. 
• El uso efectivo de medios sociales requiere la participación de la audiencia. Por tanto, entender a esa audiencia y sus necesidades serán claves para provocar la viralidad. 
• Los blogs y las herramientas de redes o medios sociales ofrecen un medio ideal para extender conversaciones científicas más allá de los artículos de refutación, y de forma más inmediata. 
• La práctica del Conference Tweeting que supone compartir tweets o mensajes inmediatos durante las conferencias, pueden proporcionar buenas oportunidades para establecer contactos con los usuarios que utilicen estos servicios de forma activa durante esas reuniones. 

Toda la información en el artículo anexo y que también se puede recuperar de la revista Acta Pediátrica Española.