martes, 11 de agosto de 2009

De vuelta a casa

Lo malo de irse de vacaciones... es la vuelta. Y ver los correos electrónicos que hay que responder, y contemplar, también, que el tema de la gripe A "echa humo" por las listas de distribución pediátricas y por las diferentes consejerías de salud...

Así que, poco a poco y paso a paso, iremos tratando éste y, desde luego, otros temas en los próximos días.

Por hoy sólo una recomendación no médica: hay en Europa Central un país que merece la pena visitar: Polonia. Por allí nos hemos perdido durante una semana, viendo Poznan, Varsovia, Cracovia (de donde es la foto) y Wroclaw. Con dos paradas obligadas: la mina de sal de Wieliczka y... el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau . Este último es una visita obligada para hacer una necesaria pausa y reflexionar sobre a qué límites de infamia, de maldad en estado puro, puede llegar el ser humano. Una visita a este gigantesco cementerio debería formar parte del currículum de nuestros estudiantes de enseñanza secundaria.

De la gripe ya hablaremos otro día.