lunes, 17 de agosto de 2009

Gripe pandémica (H1N1) 2009: mortalidad en niños


La gripe pandémica (H1N1) 2009 sigue su curso evolutivo desde que fueron diagnosticados los primeros casos en abril de 2009. En España, existe expectación - y preocupación - por parte de padres y pediatras debida al posible impacto de la enfermedad en los niños.

¿Qué sabemos sobre este tema? En los boletines epidemiológicos emitidos por los diferentes países, pocas veces la población pediátrica de un análisis particularizado y específico. Es necesario consultar una a una las webs oficiales de los ministerios de salud o agencias sanitarias de los diferentes países con el fin de poderse hacer una idea aproximada del impacto de la gripe pandémica (H1N1) 2009 en niños y adolescentes. Así que, en el momento actual (y con las debidas reservas, necesarias ante cualquier enfermedad nueva de la que vamos aprendiendo cosas a medida que ésta se desarrolla), podemos constatar que:

1.- La gripe pandémica (H1N1) 2009 afecta especialmente a niños y adolescentes. Este hecho ya había sido comentado en este blog en una entrada previa. Nuevas series de casos lo confirman: en la revista "Eurosurveillance" acaba de publicarse una serie de casos de Perú, en el que se realiza un análisis preliminar de las características de 1.771 casos confirmados de la enfermedad. El 66% de los casos eran menores de 19 años.

2.- Sin embargo, la mortalidad en este grupo de edad es muy baja. Según estadísticas oficiales de los CDC del 8 de agosto, de 477 fallecimientos debidos a la gripe pandémica (H1N1) 2009 o a complicaciones derivadas de la misma, 33 afectaron a población pediátrica (6,9% de todos los fallecimientos). El mayor porcentaje de fallecimientos tuvo lugar en personas de edad comprendida entre 25 y 49 años (42,6%).

Datos adicionales de otros países del hemisferio sur, actualmente en invierno, confirman esta desviación de la mortalidad a edades alejadas de la infancia y adolescencia. En Argentina, el Ministerio de Salud (informe del 13 de agosto) constata que la mediana de edad de los pacientes fallecidos estuvo entre 50 y 59 años. El Ministerio de Salud de Chile (informe del 13 de agosto), sobre 112 fallecimientos, refiere que la mediana de edad de los mismos fue 49 años.

Por todo lo expuesto puede decirse que, en el momento actual, los nños y adolescentes son lo más afectados en número pudiendo quizá actuar como "reservorio" del virus que pasaría a personas adultas, más susceptibles de desarrollar enfermedad más grave, potencialmente mortal.

En cualquier caso, en el momento actual falta información específica sobre cuales son los factores que pueden predisponer al desarrollo de enfermedad grave en edad pediátrica. Por analogía, se suponen que pueden ser los mismos que en la gripe estacional. Sería deseable que los diferentes ministerios de salud ofrecieran esta información específica (número y porcentaje de niños fallecidos que tenían alguna condición predisponente) para niños con el fin de conocer mejor el espectro de la enfermedad en la infancia.

2 comentarios:

Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Información adicional: en el boletín epidemiológico de Brasil correspondiente a la semana 31 del año, se han contabilizado 192 fallecimientos. De ellos, sólo el 2,1% fueron en menores de dos años. En las estadísticas brasileñas consideran ser menor de dos años como factor de riesgo para enfermedad grave. http://tinyurl.com/owvrhw

No se describen las características de estos niños (presencia de enfermedad crónica asociada).

Javier dijo...

En todos los países el mayor porcenaje de ingresos ocurre en la edad pediátrica, aunque los ingresos en intensivos y la mortalidad son acaparados por otros grupos de edad.
Aprox. el 1% de los niños de menos de un año ingresan por patología respiratoria coinciendo con la gripe A y el grupo pediátrico es el único que ha superado en porcentaje de ingresos a la gripe estacional