sábado, 15 de agosto de 2009

Más rigor informativo, por favor

Pretender diferenciar por la clínica la gripe estacional de la gripe A(H1N1)v es una quimera. Todas las series de casos publicadas en revistas científicas confirman reiteradamente que la clínica es similar a la gripe estacional.

Por ello, informaciones publicadas en medios de comunicación y dirigidas a la población general que pretendan que los médicos "diferenciemos" ambas gripes por la clínica es simplemente errónea (véase el gráfico).

En el gráfico adjunto, en el pie, consta la siguiente frase: "En ambos tipos de gripe el diagnóstico se hace a través del laboratorio y el tratamiento se basa en el uso de antivirales, pero no se recurre a los antibióticos". Una vez más hay que decir que los antivirales no curan la gripe estacional ni la A(H1N1)v. Su efecto consiste en producir un acortamiento de la duración de la enfermedad en aproximadamente un día. Pero no curan. La gripe (la nueva y la de siempre) se cura sola.

Más cosas: no hay ninguna prueba rápida sensible y específica comercializada para el diagnóstico de la gripe A(H1N1)v. Y esto viene a cuento de esta otra noticia, sobre la muerte de un ciudadano español durante un crucero por el Báltico: "Dos pruebas negativas un día antes de morir".

Todas estas noticias y la forma de comunicarlas (la anterior noticia es enlazable desde la portada on line de El Mundo bajo el horripilante titular "Embarcó sano hacia el Báltico y lo bajaron cadáver") no hacen sino introducir alarma innecesaria, confusión y unas expectativas desmesuradas e irreales sobre el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, cuyo curso a nivel mundial sigue siendo leve, incluso en los países donde ahora es invierno.