domingo, 4 de abril de 2010

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria (29 de marzo a 4 de abril de 2010)

Semana de "baja intensidad blogosférica", ya que mucha gente ha tomado vacaciones.  Aún con todo, hay muchas y buenas entradas y noticias  para comentar.

El 31 de marzo Amalia Arce, desde su "Diario de una Mamá Pediatra", nos relataba en vivo y en directo la experiencia de agotamiento psicofísico que acompaña, indefectiblemente, a cualquier guardia hospitalaria de 24 horas. No había realizado, como ella, el número de guardias que he hecho en mi vida. Descontando el último año y medio en que sólo hago turnos de 12 horas en el hospital de referencia, habré realizado cerca de 1.400 guardias de 24 horas. Son necesarias pero agotadoras... y sí: conforme se cumplen más años, la "tolerancia" a las mismas disminuye. Y el tiempo necesario para recuperarse de ellas aumenta. En fin: es un trabajo duro... pero alguien tiene que hacerlo.

Santiago García-Tornel, desde "Reflexiones de un Pediatra curtido", aborda el tema de la enuresis nocturna en su entrada "El estigma del meón". Identifica con acierto una falsa creencia, lamentablemente aún muy extendida: que la causa de la enuresis nocturna es psicológica. Responsabilidad de todos los pediatras es combatir esta falsa creencia y tranquilizar a los padres: la enuresis nocturna es un hecho tan molesto como frecuente, y que en la inmensa mayoría de los casos se soluciona con el paso del tiempo. Si esto no se comprende, es cuando pueden venir los "problemas psicológicos" al reprender y regañar a un niño que moja la cama.

Isabel Rubio nos habla de las bondades del chocolate desde "Maynet". Al parecer, el consumo de chocolate se relaciona con una disminución de la mortalidad por eventos cardiovasculares. Es una noticia que se ha difundido mucho estos días. ¿Será cierta?

Muchos no habíamos oido nunca la palabra "circovirus". Y ha sido noticia estos días al detectarse fragmentos de ADN de este virus porcino en la vacuna Rotarix. Se ha creado una situación de cierta confusión. Por ello la Asociación Española de Pediatría, la Asociación Española de Vacunología y la Sociedad Española de Infectología Pediátrica han emitido una nota informativa para definir el posicionamiento de estas sociedades científicas ante esta situación. De obligada y necesaria lectura.

Siguen las malas noticias para los inhibidores de la recaptación de la serotonina y su uso durante el embarazo: se ha asociado su utilización, durante las últimas semanas del mismo, con el desarrollo de hipertensión pulmonar en el recién nacido. De ello se hacen eco en "Hemos Leído" y nosotros lo recordamos, copiando y pegando el último párrafo de la entrada de su blog:

"Los profesionales sanitarios deben ser conscientes del riesgo de hipertensión pulmonar persistente en el recién nacido y, además, deben alentar a las mujeres a que informen a su médico y matrona si han estado tomando antidepresivos serotoninérgicos durante el embarazo, especialmente al final del embarazo".

Desde Perlinfad se nos ofrece un comentario extenso y riguroso sobre dos guías de práctica clínica sobre obesidad, ya reseñadas en su día en este blog: la de SIGN y la desarrollada en España dentro del Programa de Guías de Práctica Clínica en el Sistema Nacional de Salud. Del problema de la obesidad no nos vamos a librar a corto ni a medio plazo, así que conviene conocer estos documentos e implementar sus recomendaciones.

Más sobre guías. Guiasalud ha publicado su manual metodológico de implementación de guías de práctica clínica. Ya hemos repetido muchas veces que de nada sirve invertir tiempo y recursos, humanos y financieros, para desarrollar una guía si ésta luego se queda guardada en una estantería o colgada en formato pdf en una web. Las guías hay que implementarlas. Ya tenemos el instrumento adecuado para ello en España.

Giordano Pérez Gaxiola, desde "Sin Estetoscopio", nos ilustra el "disease mongering" y nos demuestra que una imagen vale más que mil palabras, con un chiste de ese genio que es El Roto.

Miguel Ángel Máñez, en "Salud con Cosas", nos muestra un ejemplo de que en 1943 las preocupaciones sobre salud eran aproximadamente las mismas que hoy en día. Es curioso ojear el listado de descubrimientos que por entonces prometían alargar la vida :-)

Y nos despedimos, como siempre, con música. El primer disco de vinilo que me compré en mi vida fue "Hotel California", de "Eagles". El disco es de 1976, y con el tiempo se ha convertido en un clásico. Os dejamos con una versión de la canción que da título al álbum, del año 2004, de unos ya maduritos Eagles. Feliz domingo y, para los que volváis de vacaciones, feliz regreso a casa.

2 comentarios:

Amalia Arce dijo...

O sea, que todavía me quedan 800 guardias? jejeje...
Un abrazo

Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Te quedan 600 guardias... ¡hasta mi edad! (49 tacos) :-)