viernes, 27 de agosto de 2010

¿Qué es lo que comemos? Reivindicando la dieta mediterránea

No nos engañemos: no nos alimentamos bien. Sea por el ritmo de vida que llevamos, sea por el mimetismo que padecemos respecto a hábitos alimentarios importados, sea por lo que fuere, desde hace varios años la nutrición deficiente (en cantidad - por exceso generalmente - y/o en calidad) está en el origen de la epidemia de sobrepeso-obesidad y del aumento de la prevalencia de muchas de sus enfermedades asociadas (diabetes tipo 2, hipertensión, dislipemias, algunos tipos de cáncer...).

La preocupación por estos hábitos alimentarios deficientes genera noticias con mucha frecuencia en la prensa. Así, nos enteramos de que, en Estados Unidos, la FDA va a exigir que en los establecimientos de hostelería el cumplimiento de unos requisitos de etiquetado nutricional. Así, será obligatorio mostrar en sus menús las calorías de cada plato. Y en España el Ministerio de Sanidad lanza una web para conocer la composición nutricional de los alimentos. Su dirección es http://www.bedca.net/ .

Bienvenidas sean estas iniciativas y otras que persigan el mismo fin. Tenemos que "reaprender a comer". Y el caso es que la dieta mediterránea ha sido, es y - seguro - seguirá siendo objeto de estudios que evalúen su impacto sobre la salud. Por lo general, todos apuntan en una misma dirección: hacia su efecto beneficioso.

Podemos poner dos ejemplos de artículos que han sido objeto de valoración crítica en "Evidencias en Pediatría":
  • El cumplimiento de una dieta mediterránea disminuye el riesgo de desarrollar una diabetes mellitus tipo 2. Evid Pediatr. 2007;4:48.
  • Algunos alimentos relacionados con la dieta mediterránea pueden tener un efecto protector para sibilancias y asma en niños. Evid Pediatr. 2010;6:62.
Está bien que las autoridades sanitarias pertinentes nos informen de lo que comemos. Pero en un país como España quizá tenemos la solución más al alcance de la mano: simplemente tenemos que "recordar" nuestra propia forma de comer. Esa forma que estamos olvidando en beneficio de comidas rápidas... y en perjuicio de nuestra salud ya la de nuestros hijos.

1 comentario:

Glo San dijo...

¡¡¡La gente debería dar más importancia a lo que come!! y se debería divulgar mediante los medios de comunicación artículos como éste, propuestas de mejora y la relación que hay entre múltiples enfermedades y la dieta.