martes, 5 de octubre de 2010

Comité de Medicamentos Pediátricos de la AEP


Desde la web de la Asociación Española de Pediatría nos informaron este verano de una buena noticia, que ahora recordamos: la reciente creación del Comité de Medicamentos Pediátricos (CMED-AEP) cuyos objetivos se especifican en un apartado especial, destacando como objetivo primario analizar e informar de la disponibilidad de fármacos pediátricos, considerando la buena práctica clínica, la ética y la situación legal y administrativa de los mismos en nuestro medio.

La composición inicial del CMED-AEP incluye pediatras que por su especialidad y dedicación manejan los fármacos que se utilizan con más frecuencia en pediatría: fármacos de uso hospitalario, fármacos de uso extrahospitalario así como expertos en la situación regulatoria de fármacos. Se añade además un farmacólogo clínico y un pediatra experto en medicamentos que coordinará el grupo. Se contempla además incluir expertos externos para cada actuación o documento cuando fuesen necesarios.

Los medicamentos en Pediatría son un tema de debate continuo. Algunos enlaces de este blog ya han tratado de algunos aspectos relacionados, como los problemas relacionados con los medicamentos en recién nacidos o en situaciones especiales. Ahondano más, queremos destacar una reciente editorial de Anales de Pediatría sobre la importancia de la farmacología clínica en Pediatría.

Los medicamentos y la Pediatría necesitan un campo común. Queremos volver a destacar el objetivo primario del CMED-AEP: "considerar la buena práctica clínica, la ética y la situación legal y administrativa de los medicamentos en España". Desde este blog queremos destacar la importancia de la ETICA, qué implica la ética de la industria, la ética del profesional sanitario, la ética de las sociedades científicas y la ética de las administraciones sanitarias, entre otras. Ojo al dato y aviso al navegante: lo tendremos muy presente y recurriremos a este CMED-AEP cuando desde este blog y desde la revista Evidencias en Pediatria detectemos (que lo detectamos) situaciones anómalas.