lunes, 24 de enero de 2011

Un corto de Guinness


Esta es la noticia que leemos repetidamente en estos días en prensa general y en blogs especializados.

Lucas Figueroa acaba de recibir este premio por el cortometraje más premiado de la historia del cine. Su corto “Porque hay cosas que nunca se olvidan” ha recibido en el último año y medio más de 300 galardones… (se dice bien).
Curiosa mezcla: película española (grabada en una Segovia con sabor a Nápoles), director argentino (de origen gallego) y niños actores que hablan (y juegan al fútbol) en italiano. Y que cuenta, en algún breve momento, con la aparición de Fabio Cannavaro y Amedeo Carboni, estrellas del calcio italiano .
Por encima de su entrada en el World Guinness Record Award nos quedamos con las imágenes, la música y la magia (con una cierta dosis de mala uva) de estos 13 minutos (que tienen algún recuerdo a nuestro Javier Fesser, quien en Wikipedia se hace llamar como Javier Fesser Pérez de Petinto :-).
El humor siempre es una buena forma de empezar la semana…