jueves, 19 de enero de 2012

"Fiestas de la varicela" (o cuando la inconsciencia no tiene límites)


Estaba ayer pasando el rato en Facebook cuando, en la cuenta de una residente de pediatría de mi hospital de referencia, vi la siguiente nota publicada en la web del National Network for Immunization Information (NNii). La nota está en español, se titula "Fiestas de Varicela" y comienza así:

"Antes de que las vacunas estuvieran disponibles, las “fiestas de varicela” eran consideradas como un medio para mantener al niño protegido de varicela grave a una edad cuando la infección es menos grave. Se cree que el ya haber tenido la enfermedad de la varicela provee inmunidad para toda la vida, antes de que la vacuna estuviera disponible, las “fiestas de varicela” fueron una estrategia para reducir el riesgo de adquirir la varicela en la adolescencia o en la adultez cuando la enfermedad es mucho más severa".

Lo preocupante no es que estas fiestas hayan existido (o que aún existan) en Estados Unidos. Lo peor de todo es que, tal y como está redactado este párrafo, no se parece condenar la existencia de semejantes ¿fiestas? Y esto escrito en una web que ofrece información al público.

He indagado en Internet un poco más sobre el tema. Y se pueden llegar a leer historias asombrosas. En el blog "Molecular Pharmacology at UPV" se ofrecen más detalles de estos festejos. La entrada se inicia así:

"En el Medical News Today leí no hace mucho una noticia, publicada el 7 de noviembre, que me sorprendía con lo siguiente: “El WSMV-TV’s Channel 4-Team (Nashville) ha descubierto cómo, a través de una red social, un colectivo de padres “traficaba” con enfermedades”. Las llamadas “Chicken Pox Parties”, o “Fiestas de la varicela”.

"Al parecer, aprovechando el gran peso actual que tienen las redes sociales y a través de las mismas, ha habido padres que han organizado reuniones o “fiestas” con el único objetivo de exponer a sus hijos a distintos virus para que, de esta forma, éstos lograran la inmunización a edades muy tempranas. Las llamadas “Chicken Pox parties” (“fiestas de la varicela”) son pues reuniones que pretenden que niños sanos entren en contacto con niños enfermos, de tal manera que los primeros puedan ser infectados por los segundos y desarrollen la enfermedad cuando todavía son pequeños".

Al parecer, con el Sarampión también se han realizado estos "festejos".

Y en el post de este blog, para culminar, se da más información, asombrosa, sobre los fiestorros de la Varicela: "¿Qué diríais si una madre os ofreciera, por un simbólico precio de 50$ la unidad, piruletas contaminadas con la saliva de su hijo enfermo de varicela, para la temprana exposición de vuestros niños a la susodicha enfermedad? Pues parece que esto ocurre, a la venta las “Chicken-Pox lollipops”. Hay personas, padres, que piensan que, haciendo esto y ofreciéndoles a sus hijos las piruletas infectadas, los exponen al virus de la varicela de forma que pueden evitar la necesidad de administrar la vacuna correspondiente; creen que este método es más efectivo y más seguro que recibir la vacunación. El riesgo evidente de prácticas como ésta conlleva no sólo que el niño se exponga al virus en cuestión contra el que los padres pretenden inmunizarlo, sino que también queda expuesto a infecciones mucho más serias, como podría ser la hepatitis, entre otras".

No creo necesario añadir demasiado a una noticia que se comenta por sí sola. Tan solo me sorprende (relativamente, porque en el tema de las vacunas ya no me sorprende nada) que algunos padres pefieran que sus hijos pasen la enfermedad ¡para no vacunarlos de la misma!

Parece que hay fiestorros de todo tipo. Han existido (y quizá existan aún) "Fiestas del SIDA". Sí, lo habeis leido bien. Si quereis ampliar la información aquí os dejo unos cuantos enlaces de la prensa generalista.
Comportamientos absurdos y trágicos en pleno siglo XXI, cuando de más información se dispone de las enfermedades infecciosas, del peligro de cada una, y de sus vacunas (cuando estas existen). Es complejo preguntarse por qué existen este tipo de comportamientos. ¿Estamos haciendo los sanitarios mal nuestro trabajo? ¿No sabemos transmitir la información sobre enfermedades infecciosas y sus vacunas de forma que se nos entienda? ¿Una parte de la población desconfía sistemáticamente de la información que los médicos ofrecemos?

Demasiadas preguntas y pocas respuestas.

¿Existen estos festejos en España?

4 comentarios:

Fernando Guirado dijo...

De pasta de boniato m´he quedao. Como los cangrejos, en la Humanidad vamos como los cangrejos.

Anónimo dijo...

Está claro que los profesionales de la sanidad no estais haciendo bien vuestro trabajo... pero concretament me refiero a los especialistas en psiquiatria.

Sr. que sí vacuna a su hijo

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Para mi está claro: es un tipo de maltrato infantil.

Francisco Sanchis Morales dijo...

En alguna ocasión, en la consulta, alguna abuela ya me había comentado que, tiempo atrás, cuando alguien de la familia estaba con varicela, se reunían a todos los niños (hermanos, primos, vecinos del pueblo, etc..) con el enfermo para que pasaran la enfermedad antes de la adolescencia, pues se sabía que las complicaciones eran mayores a cuanto mayor edad se adquiría la misma. Eran una versión familiar de estas "parties". Serían "Chiken pox family party". Yo, personalmente, prefiero la vacuna.