domingo, 24 de febrero de 2013

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria (18 a 24 de febrero de 2013)



Imagen tomada de "Foto a la carta", blog y página en Facebook sobre fotografía que os recomiendo visitar.


No me gusta la televisión. Apenas la veo. Con el tiempo, en mi opinión, creo que puedo establecer la siguiente regla: "el número de canales de televisión es inversamente proporcional a la calidad de los programas que emiten". El "consumo excesivo" de televisión está asociado, junto a otros factores, al aumento de sobrepeso y obesidad infantojuvenil... y adulta. En el blog "Pediatría, notas y más", de nuestro colega nicaragüense Marco Rivera, nos resumen un estudio en el que el consumo excesivo de "caja tonta" puede, además, estar asociado con un aumento de la incidencia de las conductas antisociales a edades tempranas... Una razón más para apagar la tele y dedicarse a otras cosas: leer, pasear, conversar...

No sé si nuestros políticos - de cualquier partido político e ideología, es algo que me da exactamente igual - vieron en su infancia y adolescencia demasiada televisión y es por eso que se comportan como la hacen... En cualquier caso, siendo ya triste contemplar los innumerables casos de corrupción existentes en España, aún lo es más la falta de arrepentimiento, de capacidad de pedir perdón... y de "propósito de enmienda". No, aquí se lleva el "Y tú más", el "pues anda que tú...", el "Tú lo hiciste antes..". De esto nos habla Santiago García Tornel en si blog "Reflexiones de un pediatra curtido", en u entrada titulada "Yo no he sido", "Y tú más". Mentirosos".

En "Mi reino por un caballo", José María Lloreda nos lanza un reto a todos los pediatras en forma de concurso. Dos casos clínicos, dos, para que demos nuestra opinión... Y hay incluso un premio a sortear entre los participantes. Venga, ¡animaos!

El blog del Hospital de Nens de Barcelona está focalizado principalmente a difundir información de interés para los padres de nuestros niños. En sus últimas entradas nos explican el manejo del dolor en el niño hospitalizado y el desarrollo de una aplicación para el móvil para aprender reanimación cardiopulmonar infantil. Porque la RCP no es sólo cosa del personal sanitario... Todo el mundo debería poseer unas nociones básicas sobre la misma, nociones que pueden salvar vidas sin ningún género de duda.

En nuestro Primer Mundo (sí, creo que aún vivimos en el "Primer Mundo"... de momento), nos hemos acostumbrado a no pensar en diversas enfermedades infecciosas por creerlas superadas o, en cualquier caso, nos hemos olvidado bastante de ellas... Mal hecho. Xavier Allué nos habla, en "Pediatría social", de cuatro de estas enfermedades, equiparándolas a los Cuatro Jinetes del Apocalipsis: la malaria, la sífilis, la peste y la tuberculosis. No está de más recordar que (aún) vivimos en un rinconcito privilegiado del planeta, lo que no nos previene de que al menos dos de esos jinetes gozan entrenosotros de una preocupante buena salud: la sífilis y la tuberculosis.

...Y es desde nuestro "Primer Mundo" donde tenemos el deber moral y la responsabilidad de contribuir a mejorar la salud y la calidad de vida en países más desfavorecidos que el nuestro que son la mayoría. En "Hij@s de Eva y Adán" se nos habla permanentemente de cooperación internacional y de solidaridad. En su última entrada Rubén, el editor de este blog, nos habla de la labor desarrollada por el Departamento de Cooperación Internacional de la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN). Una labor impagable.

...Y es que cualquier cambio en este mundo en el que vivimos debería comenzar por cambiarnos a nosotros mismos. Es algo de lo que quizá no somos totalmente conscientes, Sandra Camós, profesora del colegio de mis hijas, tiene un blog que os recomiendo: "Song flashes to be happier", donde en cada entrada  aúna mensajes positivos y una canción que los respalda. Su última entrada se titula "¡Haz que pasen cosas!". Cosas buenas. Y están ahí, al alcance de nuestra mano...

Como despedida de hoy, os dejo con música clásica. Relacionada, claro está, con la infancia. Cinco encantadores minutos de la "Sinfonía de los juguetes" de Leopold Mozart. "Dice la leyenda" que fue escrita para que dos de sus hijos prodigio (entre ellos Wolfgang Amadeus Mozart) se entretuvieran tocándola al piano a la tierna edad de cinco años... Sea como fuere, oyendo este fragmento es fácil comprender que el archifamoso Amadeus nació en un  contexto familiar más que favorable para desarrollar su talento. Y sirva este vídeo también de reivindicación a la figura de su padre, por supuesto. Feliz domingo a todos.