jueves, 9 de octubre de 2014

Comparte con cuidado



No vamos a exponer aquí las indudables ventajas, la auténtica revolución que ha supuesto la aparición del uso de Internet y sus redes sociales para la difusión del conocimiento médico. Sin embargo, un uso inadecuado de estas herramientas puede conducir a la difusión, junto a información veraz, de medias verdades, noticias sensacionalistas y - también - de auténticas patrañas.

Vivmos en una sociedad donde prima la velocidad sobre la reflexión. En Twitter muchos "retuits" se realizan sin haber leído la página que enlaza un determinado tuit: tan solo nos fiamos de una frase que nos ha llamado la atención... en menos de 140 caracteres. En Facebook el problema puede ser aún mayor pudiendo dar "like" y compartiendo información que, en muchas ocasiones, ni siquiera se ha leído. No hemos elaborado realmente un criterio propio sobre lo que "nos gusta" o lo que compartimos...

Por este motivo Giordano Pérez-Gaxiola, pediatra activo como pocos en las redes sociales, a ideado la campaña "Comparte con cuidado". Nos explica sus detalles desde el blog "Pediátrica". Su propuesta queda definida en los siguientes puntos:

"¿Leíste algo en Facebook y estás tentado en compartirlo? Sigue estos pasos antes de hacerlo: 

1. Critica. Si ves un artículo sobre la salud en internet o en alguna red social, léelo críticamente, cuidadosamente. No sólo leas el título. Los títulos tienden a ser atractivos y no siempre captan la realidad. Ten en mente primero si crees a los autores o a la fuente, si lo que escriben vale la pena y si puede ser aplicable para tu entorno. 
2. Comprueba. Sobre todo si es un tema de salud controversial, trata de consultar la fuente original y/o de verificar la información en sitios de organismos nacionales o internacionales. 
3. Concluye. Una vez que hayas leído, reflexiona. Saca tus conclusiones. Piensa si estás de acuerdo con lo que leíste o si te parece interesante y por qué. 
4. Comparte. Si crees que vale la pena compartir, hazlo, agregando una frase con lo que reflexionaste en el paso tres. Esto expondrá tu punto de vista e invitará a tus amigos a comentar. Vale la pena compartir información confiable, y también compartir cuando descubres información falsa

Desde este blog nos añadimos a esta iniciativa y contribuimos a la misma con esta entrada y con la difusión en redes sociales con el hashtag #comparteconcuidado. ¿Te apuntas?