lunes, 2 de enero de 2017

Revista Educación Médica: era justo y necesario


La revista Educación Médica es una revista científica de periodicidad trimestral, que publica artículos en español y en inglés, y que considerará para su publicación aquellos trabajos relacionados con la educación en las Ciencias de la Salud en todos sus aspectos: la planificación docente y el desarrollo de la docencia; los recursos educativos; la metodología docente; las técnicas educativas; la acreditación docente; los estilos de aprendizaje; los resultados; la evaluación; etc. 

Es una revista única en su género en el panorama de publicaciones biomédicas en España. Es de acceso libre y gratuito y, desde el año 2015, podemos revisar los distintos número publicados

En el último número trimestral se recogen buena parte de las ponencias correspondientes a la X Jornada MEDES 2015. Y creo que ha valido la pena esperar, pues a partir de estos momentos esta revista publicará los contenidos de la Jornada MEDES como suplementos de esta revista. Y con ello, la revista Educación Médica se convierte en un nuevo valor añadido vinculado a MEDES (MEDicina en ESpañol), un proyecto que tanto apreciamos y valoramos. 

La editorial del año 2015 marcaba una nueva etapa de esta revista, y allí los Dres. Jesús Millán Núñez-Cortés, José A. Gutiérrez Fuentes y José A. Sacristán del Castillo marcaban los pasos de esta nueva etapa: 

"En los últimos años, atendiendo a los conceptos de mejora continua y estrategias de calidad total, los esfuerzos para mejorar la calidad de la atención sanitaria se vienen acrecentando. Atendiendo a estas premisas, la enseñanza de todas las profesiones implicadas y de la medicina a todos sus niveles y con todos sus componentes se transforma en un objetivo obligado. Se entienden en este sentido las reorganizaciones, adaptaciones y diseños de los planes de estudio del grado atendiendo a las directrices del Espacio Europeo de Enseñanza Superior o los obligados cambios en los programas de formación especializada, incluido el futuro de la certificación de las competencias y/o validación periódica de la colegiación o licencia para el ejercicio de la profesión. 

La necesidad de lograr el máximo nivel académico y la excelencia en la formación y capacitación de los médicos deben conllevar las reformas y mejoras de la educación médica que, conservando el núcleo de contenidos docentes y valores característicos de la Medicina, incorporen los nuevos conocimientos, evidencias y mejores prácticas clínicas. En un planteamiento de estas características, las facultades de medicina son los instrumentos responsables de la formación de los nuevos médicos, siendo esta su competencia exclusiva. Ahora bien, tratándose de una profesión experimental que requiere del alumno (grado y posgrado) un creciente protagonismo y la obtención de un extenso número de competencias prácticas a la cabecera del paciente, se hace necesaria para este fin la colaboración de las instituciones sanitarias: centros sanitarios educativos. 

Las profundas transformaciones sociales, económicas y políticas del mundo actual obligan a una redefinición e innovación permanente de los modelos educativos en los que se armonizan las necesidades de los discentes con las responsabilidades de los docentes, en un proceso en el que ambos ámbitos, académico y sanitario, se encuentren implicados y comprometidos. Hoy, el modelo tradicional de influencia facultad-grado y centros sanitarios-posgrado resulta artificial y poco eficiente. Por el contrario, se trata de que las instituciones académicas y las sanitarias se impliquen de forma coordinada, indistinta y conjuntamente en todas y cada una de las fases formativas del profesional. En este punto, debemos resaltar que la labor del profesor (habitualmente otro compañero) se desarrolla en una situación muy particular donde con frecuencia la actividad docente debe compaginarse con la asistencia a los pacientes y la investigación. 

Así, resulta sencillo entender que los valores del médico en relación con su desarrollo profesional deben ser identificados y resaltados. Y que estos valores, característicos e irrenunciables, deben ser transmitidos, desarrollados y fomentados convenientemente a lo largo de toda la vida, desde la formación de grado en las facultades de medicina hasta el final de su desarrollo profesional. 

Con estas premisas, la Cátedra de Educación Mëdica Fundación Lilly-Universidad Complutense de Madrid (CEM FL-UCM) se propuso contribuir a la mejora de la calidad de la enseñanza de la Medicina a través del cumplimiento de sus objetivos fundacionales: la introducción de metodologías educativas innovadoras, la creación de entornos de aprendizaje adecuado, y la evaluación objetiva de los resultados educativos. Estos objetivos se traducen en las actividades de la CEM FL-UCM, cuyas líneas básicas de actuación son: 
1. Formación de docentes, encuentros de expertos, identificación de evidencias en educación médica y la publicación de diferentes documentos. 
2. Investigación a través del reconocimiento de los mejores proyectos, en el ámbito nacional, en la enseñanza de grado y posgrado y el desarrollo y publicación de estudios de investigación operativa en el campo de la educación médica. 
3. Aplicación de los conocimientos, a través del apoyo a la implantación de buenas prácticas docentes y la búsqueda de la optimización del espacio y clima educativos. 
4. Comunicación y difusión de sus actividades"

Por tanto, era justo y necesario que apareciera una revista como Educación Médica.  Revista que se suma a otra que también Elsevier publica en México bajo el título de Investigación en Educación Médica, realmente interesante.