Cine y Pediatría 8

lunes, 10 de febrero de 2020

Cuadernos de Historia de la Pediatría Española: La Pediatría española en la posguerra


Desde este blog nos gusta destacar los interesantes Cuadernos de Historia de la Pediatría Española que se aglutinan alrededor de la labor del Comité de Historia de la AEP (Asociación Española de Pediatría), cuya labor conviene conocer y que se pueden consultar a través de esta página web del Comité de Historia

Gran parte de su actividad se difunde en los congresos anuales de la sociedad. Pero en esta ocasión queremos destacar un nuevo número, el Cuaderno nº 18 que se titula "La Pediatría española en la posguerra", con estos capítulos y autores. 
- Pediatras en el exilio americano por la guerra civil española. 
- «Todo para el niño y todo por el niño» Prof. Juan Bosch Marín (1902-1995) 
- Algunos pediatras españoles depurados durante el primer franquismo 
- Las nuevas publicaciones pediátricas de los años 40 

Un número especial, no solo por su contenido, sino por atesorar en su contenido el In Memorian a un buen amigo, el Dr. José Ignacio Arana Amurrio, miembro insigne de este Comité de Historia y al que sus compañeros dedican unas sentidas palabras. 

Compartí con José Ignacio la profesión (la Pediatría), el gusto por la palabra, la escritura y las humanidades, y también amistad. También nos unía nuestro amor por la figura de Gregorio Marañón, pero la suya debió ser mayor, pues gran parte de su profesión como pediatra la ejerció en el hospital madrileño que atesora ese nombre. Y como pediatra humanista no le era ajeno el pensamiento del maestro: “Hay que palpar el abdomen al paciente de tal forma que, aunque sea un mendigo, se sienta el rey de España”. Escribió una treintena de libros y más de 600 artículos sobre temas médicos y humanísticos, pero hasta su último suspiro siempre se consideró más médico que literato. 

Pero hay un evento en el que el recuerdo de José Ignacio es indeleble, y del que el pasado 15 de diciembre se cumplieron 5 años. Porque ese día de 2014 realicé mi discurso de ingreso en ASEMEYA (Asociación Española de Médicos Escritores y Artistas) y lo hice con la mejor compañía, la de dos amigos maestros del lenguaje, y donde la Laudatio corrió a cargo del Dr. José Ignacio de Arana. Hasta siempre, amigo. 

En tu nombre, el Comité de Historia de la AEP continuará con su importante labor.

No hay comentarios: