Cine y Pediatría 8

lunes, 15 de junio de 2020

Evitar la obesidad infantil en tiempos de la enfermedad COVID-19



De esta terrible pandemia conocida con el acrónimo COVID-19 no saldremos más fuertes (eso es un puro eufemismo propagandístico de los políticos), pero saldremos diferentes. Y más vale haber aprendido algo de los errores que no se pueden volver a cometer por ineptitud, inoperancia, incoherencia y reiterados errores de gestión. Y vale la pena aprovechar las oportunidades que nos ha dado este confinamiento para ver la vida de otra manera. 

Y quiero aprovechar una de estas oportunidades con este decálogo confeccionado por los compañeros y amigos de la Sociedad Valenciana de Pediatría (SVP), concretamente del Grupo de Trabajo en Obesidad infantil. 

Porque la situación actual ocasionada por la COVID 19, ha provocado confinamiento, cierre de las escuelas, de centros con actividades deportivas, falta en las rutinas de los niños, disminución del ejercicio y alteraciones del sueño, todo esto podría provocar un aumento de la obesidad infantil. Por ello desde la SVP se ha elaborado un decálogo para las familias y los pediatras que pueda ayudar en la prevención de la obesidad.

Se adjunta el documento, y se resumen las recomendaciones, recomendaciones que no solo son válidas para prevenir la obesidad, sino para promover una vida feliz:

1. Las rutinas y el orden son necesarias para los niños y les dan seguridad. 

2. Un sueño regular es necesario para el bienestar físico y emocional. 

3. Cuida tu aspecto y tu entorno. 
4. La actividad física tiene beneficios importantes para la salud, produce bienestar psíquico y físico, mejora la calidad del sueño y evita que se produzca aumento de peso. 

5. Se recomienda la alimentación saludable y en familia. 

6. Cuida tus emociones, si estás nervioso o triste, comparte tus preocupaciones con tu familia. 

7. Evita el exceso de horas en las pantallas y favorecer otras actividades de juego más tradicionales y en las que se incluya el movimiento físico. 

8. Planifica el ocio y reservar actividades especiales para el fin de semana y así mantener la ilusión de la familia. 

9. Busca formas alternativas de comunicación y unión con los seres queridos. 

10. Establece objetivos razonables en relación al peso, los padres deben de motivarse también para mejorar sus condiciones físicas y de salud.

Y una pregunta de nuevo a nuestros políticos, en relación con estas fases de desescalada: ¿qué mal ha hecho la infancia - la COVID-19 apenas ha afectado a la infancia y sus manifestaciones son leves en su mayoría - para que no se les permita jugar en parques infantiles y sí se permita antes abrir terrazas, bares y playas? Un erro más. Y suma... y sigue. 

La infancia ha sido un ejemplo de saber hacer y estar durante la pandemia. Los políticos, no. Así que para hacer caso al decálogo, me voy a apliar el punto 6 para comenzar. 

Gracias, compañeros de la SVP, por este sensato documento.  


No hay comentarios: