sábado, 7 de noviembre de 2009

Gripe pandémica: diferencias entre Europa y Estados Unidos


Hoy día 7 de noviembre se ha procedido a la actualización semanal del informe técnico sobre gripe pandémica A (H1N1) 2009.

En esta ocasión, se ha actualizado únicamente el capítulo de magnitud de la enfermedad.

La gripe sigue aumentando su incidencia en el hemisferio norte. Sigue manteniendo el mismo comportamiento que en el hemisferio sur, afectando especialmente a niños y adolescentes, de forma leve.

Llama la atención la evolución diferente de la enfermedad en ambos continentes en lo que se refiere a la mortalidad. Si hiciéramos una comparación directa entre Estados Unidos y la Unión Europea y otros países del Espacio Económico Europeo, llama poderosamente la atención lo siguiente:

Estados Unidos: 1.265 fallecidos (población aproximada: 300 millones)
Europa: 389 fallecidos (población aproximada: 500 millones)

Es complicado interpretar esta diferencia de mortalidad desde el comienzo de la enfermedad allá por el mes de abril, aunque pueden influir, entre otros, los diferentes criterios de definición de caso fallecido y la diferente organización de la atención sanitaria en ambos continentes: en Estados Unidos no hay un sistema Nacional de Salud (SNS) "a la europea" que asegure una adecuada cobertura sanitaria pública a sus ciudadanos mientras que en Europa, con las peculiaridades propias de cada país, es frecuente la existencia de un SNS que atienda a las necesidades sanitarias básicas de la mayoría de la población.

Llama de nuevo la atención el elevado porcentaje de fallecidos menores de 17 años en Estados Unidos, algo más del 10%, cifra muy elevada respecto a la de otros países por los que ya ha pasado la epidemia (hemisferio sur) y más elevada que sus vecinos canadienses del norte (4%). La mortalidad en niños y adolescentes norteamericanos se concentra, además, en los mayores de 5 años (más del 75% de los muertos en edad pediátrica).

De nuevo urge, como mencionábamos la semana pasada, que se publiquen las características de los casos pediátricos fallecidos en aquel país, dado el diferente y elevado patrón de mortalidad que en este grupo de edad se presenta allí. Incluyendo también una descripción detallada de sus características socioeconómicas: si alguna lección puede extraerse de la experiencia del hemisferio sur, es que la gripe pandémica (como sucede con tantas otras enfermedades) presenta una mayor morbimortalidad entre los estratos económicos más desfavorecidos.

El acceso al informe íntegro puede hacerse desde este enlace: http://www.aeped.es/gripe/pdf/informe_tecnico_gripe.pdf