lunes, 5 de septiembre de 2011

Las fotos de que el tabaco mata


Desde hace tres meses, todas las cajetillas de tabaco comercializadas en España incluyen de forma visible las fotos con las imagenes acerca de los estragos que el tabaco produce en la salud.
La Comisión Europea aprobó en el año 2005 una serie de imágenes impactantes, acerca del daño que produce el tabaco en el cuerpo, para que fuesen incluidas en las cajetillas. Esta decisión se basó en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que asegura que las imágenes son más poderosas que las palabras para disuadir a los fumadores. Desde entonces, los paises miembros han ido desarrollando normativas que legislan acerca de este tema.

En España, el Real Decreto 639/ 2010, del 14 de mayo de 2010, reguló el etiquetado del tabaco, estableciendo las imágenes que deben aparecer de forma visible en las cajetillas, el tamaño, y la frecuencia mínima de cada foto. Entre las 14 imágenes incluidas, hay un cadaver en una sala de autopsias, un pulmón con cancer frente a uno sano, o un hombre con un cancer de cuello. La normativa entraba en vigor al dia siguiente y estableció una moratoria de 12 meses para las cajetillas, por lo que ya en todas las cajetillas se puede ver alguna de las fotos.

En Estados Unidos, el gobierno también ha aprobado el cambio de etiquetado en el tabaco, mediante una orden ejecutiva del 2009, que le concedía a la Agencia del Medicamento (FDA) la potestad de regular la fabricacion y comercializacion del tabaco. Las autoridades han aprobado una normativa que obligará a la inclusion de imágenes a partir de septiembre de 2012.
Aunque hay opiniones de que esta medida no va a influir en el consumo, el contraataque de las compañías tabaqueras no se ha hecho esperar, y leemos en la prensa que cuatro de ellas han demandado al gobierno de Estados Unidos ante un tribunal federal, argumentando que la normativa atenta contra la libertad de expresión. Como no podía ser de otra manera, las empresas tabaqueras defienden sus intereses.

Pero ya todo el mundo sabe que el tabaco es una droga que tiene numerosos efectos negativos en la salud, tema que se ha desarrollado ampliamente en este blog .
A estos artículos, se añade el publicado en Evidencias en Pediatría en marzo del 2011. Se trata de una revisión sistemática que analiza la relación entre tabaquismo pasivo y enfermedad bacteriana invasiva. Concluye que los niños expuestos al humo de tabaco, es decir los fumadores pasivos, tienen mas riesgo de padecer una enfermedad bacteriana invasiva por meningococo (sepsis y meningitis).

De momento, la situación en nuestro pais no está como para bajar la guardia en lo que a prevención y legislación antitabaco se refiere. Según la Encuesta Europea de Salud, publicada en noviembre del 2010, en España el 26,2% de la población de 16 y más afirma fumar a diario, se eleva al 33% entre los 25 y 54 y luego decrece. Y entre los jóvenes, la cuarta parte de los que tienen entre 16 y 24 años fuma a diario. No hemos avanzado mucho desde el 26,4% de fumadores diarios mayores de 16 años de la Encuesta Nacional de Salud del año 2006.

Puede que las imágenes en las cajetillas no sean suficientes. No ha sido la única ley. Desde enero del 2011 está prohibido fumar en bares y lugares de ocio. Esta normativa ha generado mucha polémica, aunque progresivamente se ha ido aceptando. Y a esta legislacion imprescindible, es necesario que se sumen las actividades preventivas de los Servicios de Salud, los profesionales sanitarios, los profesores en la escuela, y como no, los padres y madres, dando ejemplo ante sus hijos. Es decir, entre todos colaborar para que disminuya el número de jóvenes que comienzan a fumar.