Cine y Pediatría 8

domingo, 9 de octubre de 2011

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria (3 a 9 de octubre de 2011)


Sobre los niños tímidos escribe unos comentarios acertadísimos Santiago García Tornel en sus "Reflexiones de un Pediatra Curtido".¿Por qué no respetamos en ocasiones la natural forma de ser y de manifestarse de nuestros hijos? ¿Nos hacemos quizá una imagen ideal de cómo deberían ser - "simpáticos", con muchos amigos, los mejores en todo, un poco "como nos hubiera gustado a nosotros ser y no somos" -? Ayudemos a los niños con timidez - que no es una enfermedad - y nos ahorraremos futuros diagnósticos más o menos sospechosos de "trastornos de fobia social", entidad de existencia más que discutible, al menos para mi. Santiago da unos buenos consejos a este respecto.

En estos preocupantes tiempos de crisis económica, desde "El Bálsamo de Fierabrás" nos recuerdan que no todo es economía. Todo ello muy bien explicado con un fragmento de "El Principito", que no os voy a chafar. Ir al blog y leerlo.

Y es que, en estos duros tiempos, es necesario que todos y cada uno nos centremos más en intentar modificar y mejorar nuestra "microrrealidad" (la única sobre la que podemos actuar) que quejarnos y amargarnos de lo mal que está todo. Rubén García ("Hij@s de Eva y Adán") nos habla de ello en un poema de que os pego la última estrofa:

No escogimos el momento para venir al mundo:
Ahora podemos hacer el mundo
en que nacerá y crecerá
la semilla que trajimos con nosotros


La muerte de Steve Jobs ha sido una de las noticias tristes de la semana. Hay un detalle de su enfermedad (un tipo de cáncer de páncreas menos maligno que el letal adenocarcinoma) que me ha llamado la atención. Al parecer, desde el momento del diagnóstico hasta la intervención quirúrgica Mr. Jobs recurrió a las malhadadas "medicinas alternativas" durante nueve meses... No lo sabia y lo he leido en el "Diario de una Mamá Pediatra", de Amalia Arce. ¿Hubiera podido curarse completamente Mr. Jobs de haberse operado enseguida? No lo sabremos jamás. Los dos últimos párrafos de la entrada de Amalia son claves y cruciales:

¿Qué lleva a una persona que ha demostrado inteligencia y conocimiento, que tiene dinero y recursos, que pasará a los anales de la historia por sus planes estratégicos y de márketing a dejarse engatusar por la medicina alternativa? ¿La negación de la enfermedad? ¿El misticismo? ¿La desconfianza en la medicina y en los médicos? No tengo respuesta a esa pregunta y me preocupa.

Me preocupa, no tanto porque una persona de 48 años en su sano juicio afronte de esta manera su enfermedad. Es adulto y está en su derecho de decidir. Me preocupa por la parte que me toca, pensando que hay niños que son pasto de estas pseudociencias porque así lo deciden sus padres. Y me preocupa porque es una tendencia en auge en la Europa que nos parece más desarrollada (Alemania, Suiza, etc) y que siempre tendemos a imitar.


El subrayado en negrita es mío.

El blog del "Hospital de Nens de Barcelona" ha incorporado una importante novedad: las consultas online a los especialistas. Así, podemos leer las preguntas al (y respuestas del) neumólogo. Iniciativa muy interesante que seguiremos desde aquí.

Dentro de los maltratos infantiles quizá el más complejo de diagnosticar es el psicológico. Y un tipo de este maltrato es el llamado "síndrome de alienación parental". Hablan de él en "Maynet". Isabel Rubio lo define así: "proceso que se caracteriza porque uno de los progenitores, habitualmente el que tiene la custodia, manipula a los hijos para que rechacen al otro; es al fin y al cabo una forma de maltrato al menor". ¿No vemos los pediatras de atención primaria muchas situaciones así?

Jesús Martínez ("El Médico de mi Hij@") se ha puesto en la consulta un cartel que dice "prohibido el chupete en mayores de dos años". Es esta una pelea que los pediatras tenemos a diario con algunos padres, que dilatan en el tiempo su retirada ("si no no duerme", "si no no se tranquiliza", si no coge rabietas", "ya se lo llevarán los Reyes" (y estamos en octubre...). Jesús nos ofrece unos cuantos motivos para abandonarlo.

En "Evidencias en Pediatría" se han publicado dos nuevos artículos corespondientes al número del próximo mes de diciembre. Se trata de un artículo valorado críticamente y de una traducción autorizada.

Artículo valorado críticamente:

Una nueva vacuna frente a la tuberculosis: ¿segura y eficaz? Evid Pediatr. 2011;7:85.

Traducción autorizada:

Reanimación precoz de los niños con traumatismo craneoencefálico moderado-severo. Evid Pediatr. 2011;7:99.

Después de 30 años, REM se han separado. Un grupo inclasificable y atípico, que comenzó su carrera en los primeros años 80, época de post-punk y new wave... sin tener absolutamente nada que ver con estas corrientes musicales. REM se labraron una carrera a través de circuitos universitarios norteamericanos. Difusión boca-oreja. Así consiguieron convertirse en una de las bandas rock más influyentes de las últimas decadas. Recordémosles con "Everybody Hurts". Una canción sobre el sufrimiento y sobre cómo afrontarlo. Feliz domingo.

1 comentario:

Pepe PS dijo...

Seguidor acérrimo de vuestro Blog del que no paro de aprender, hay días, como hoy, que el cuerpo me pide hacer un comentario.
Como pediatra debo aclarar antes mi posición: estoy totalmente en contra de cualquier etiqueta diagnóstica en un niño cuando no le va a proporcionar una opción terapéutica o una mejora de su calidad de vida. Hasta ahí de acuerdo. También comparto lo que decías hace unos días: El incremento de diagnósticos de trastornos "psi" es evidente y la lectura que nos aconsejabas en Revista de Pediatría de Atención Primaria, firmado por los doctores Bonet de Luna y Marín, me parece un excelente consejo. Pero…

No todos los tímidos son sólo tímidos. Existe un grupo de niños, que algunos creen que constituyen el 2% de los escolares, que son unos tímidos muy especiales: oyen bien, no tienen dificultades de desarrollo ni con el idioma, hablan como cotorras en casa y con los suyos…, pero no abren el pico en el cole después de más de un mes y se retraen de hablar ante los extraños. Algunos de esos críos tienen eso que denominan Mutismo selectivo que como no se detecte y se aclare, pueden tener efectos nada halagüeños. Y para ser sinceros: la mayoría de las veces nadie los detecta (“es que es muy tímido”).

Sugiero la lectura de Selective mutism: a consensus based care pathway
of good practice. Arch Dis Child 2008;93:838–844.

Personalmente, creo que he visto unos cuantos y la verdad, me preocupa.

Gracias por todo

Pepe Perez Santos