Cine y Pediatría 8

martes, 9 de julio de 2013

Las mentiras de la lactancia



Con este título salió publicado recientemente en un diario nacional un artículo que desmonta una a una la mayoría de los inconvenientes, dificultades, barreras y falsas creencias que hacen que, lamentablemente, un buen número de madres que desearían dar el pecho, lo abandonen.
Está escrito por dos expertas en lactancia, Juana María Aguilar e Inma Mellado. En el artículo, las autoras dan la razón de por qué todas y cada una de estas 19 afirmaciones son falsas.
1.     Mi pecho es pequeño, puede que no tenga suficiente leche. Falso.
2.     Tener los pezones planos o invertidos va a hacer casi imposible la lactancia. Falso.
3.     Hasta que me suba la leche, tendré que darle el biberón. Falso.
4.     Creo que mi leche es acuosa y no alimenta. Falso.
5.     Para tener más leche, tengo que beber mucha leche. Falso.
6.     Hay que dar el pecho cada tres horas, para dar tiempo a que "se recargue". Falso.
7.     Si les das a demanda a tu bebé, no se acostumbra a comer con unas pautas y eso le puede dañar el estómago. Falso.
8.     El bebé sigue llorando, querrá comer más y no tengo suficiente. Falso.
9.     Las tomas empiezan a ser más frecuentes de lo habitual, quizás mi bebé se queda con hambre. Falso.
10.  Ya no noto el pecho 'lleno', puede que no tenga suficiente leche. Falso.
11.  Con el sacaleches, me extraigo poca cantidad. No puedo continuar con la lactancia. Falso.
12.  "Vuelvo a tener la menstruación, el fin de la lactancia materna. Falso.
13.  El estrés puede 'cortar' la leche. Falso.
14.  Estar resfriada, tener la gripe o tomar medicamentos es incompatible con la lactancia. Falso.
15.  Si el bebé no duerme del tirón es porque ya necesita un suplemento (leche de fórmula). Falso.
16.  El aumento de peso del bebé no es tan rápido como se espera. No se está alimentando bien. Falso.
17.  Me he quedado embarazada, tengo que destetar a mi bebé. Falso.
18.  Con seis meses, el bebé es muy mayor ya para tomar pecho. Falso.
19.  Tras la incorporación laboral ya no es posible continuar con la lactancia materna. Falso.
A todas estas falsas creencias, hay que añadir mitos y fantasías sobre la lactancia que convierten un hecho natural, porque sí, porque así está hecho el ser humano, en algo casi insalvable, complicado, penoso, difícil y poco gratificante.
Otro artículo muy reciente e interesante, habla de que amamantar no es tan fácil y nos habla de los obstáculos que las madres de hoy en día encuentran para lactar a sus hijos.

Hay cosas en las que el progreso no nos ha ayudado nada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen artículo para desmitificar la lactancia materna.
Sólo tengo una observación: el estrés negativo es capaz de bloquear parcialmente la oxitocina y por tanto disminuir la expulsión o salida de leche ya formada en las mamas. Para ello, la madrwe requiere comprensión y apoyo para que se relaje y continúe la lactancia.
Saludos
Enrique Hernández M.