miércoles, 19 de febrero de 2014

Guía ABE y Estudio ABES: mejorar en la selección de antibióticos en Pediatría


Está claro que no todo lo que hacemos lo hacemos tan bien como creemos. Y, en un tema tan común como es el uso correcto y racional de antibióticos, está más que demostrado. 

Eso debieron pensar en el año 2007 los autores de la Guía ABE y en el el años 2012 los autores del Estudio ABES. Y seguro que aplicaron el triple pensamiento: no es posible mejorar lo que no se controla, no es posible controlar lo que no se mide, no es posible medir lo que no se define. 

La Guía ABE es un conjunto de documentos breves que contienen información actualizada sobre enfermedades infecciosas frecuentes en los niños, en los que se hace hincapié en el tratamiento y particularmente en el uso juicioso de los antibióticos de forma empírica. Se incluye un amplio temario de entidades y situaciones clínicas en las que puede estar indicado un tratamiento antibiótico empírico. En este enlace se explica qué es, qué no es, qué se pretende y quiénes son los responsables de la Guía-ABE, una guía apoyada por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap). 

El Estudios ABES es una encuesta (transversal, multicéntrica y de ámbito nacional entre abril y junio 2012) llevada a cabo por el Comité de Medicamentos de la AEP y que tenía los siguientes objetivos: 1) conocer el antibiótico que los pediatras españoles elegirían como primera elección para tratar distintas enfermedades infecciosas pediátricas; 2) comparar los resultados obtenidos con las recomendaciones de las guías clínicas y documentos de consenso actuales; y 3) analizar la adecuación de la práctica clínica a la evidencia científica. 
Aunque el artículo es de obligada lectura, cabe decir que sobre un total de 1.214 respuestas, los tratamientos seleccionados se ajustan en un 85% a las recomendaciones (oscilando entre un 100% en infección osteoarticular y un 43% en neumonía típica con ingreso). Los resultados menos adecuados se obtienen en enfermedades infecciosas en las que no existe un documento de consenso nacional en el momento de realizar la encuesta (73% de adecuación en este caso). Un resumen gráfico se puede revisar en esta presentación

Aunque la situación en Pediatría no es desfavorable, se plantea como necesidad continuar con la realización e implementación de documentos de consenso nacionales para el manejo de enfermedades infecciosas pediátricas, por lo que los autores de ambos proyectos proponen que este tipo de encuestas se realicen periódicamente, así como análisis similares en otras áreas de capacitación específicas, incluyendo estudios de prescripción real, para promover el uso racional de todos los fármacos pediátricos en nuestro país. 

Y es así como en el VII Congreso de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (6-8 marzo 2014) habrá una Mesa redonda sobre "Uso y abuso de antibióticos". En fin, es claro que no es posible mejorar sin cambiar... y esa es la base de la ponencia en marcha.  Y la Guía ABE y el Estudios ABES si supusieron un cambio (y un paso adelante) respecto al tratamiento de las infecciones en Pediatría y la selección del tratamiento antibiótico empírico.