martes, 25 de marzo de 2014

Día Mundial de la Tuberculosis 2014



Ayer día 24 de marzo la OMS celebró el Día Mundial de la Tuberculosis. Esta enfermedad afecta anualmente a más de nueve millones de personas en todo el planeta pero lo más grave es que tres millones no pueden recibir el tratamiento que necesitan.

Otro gravísimo problema es el creciente número de casos de tuberculosis multirresistente a los tratamientos antibióticos convencionales. Solo en 2012 se registraron más de 450.000 casos notificados.

La web de la OMS nos explica con todo lujo de detalles la magnitud real que sobre la salud tiene actualmente esta enfermedad:

  • La tuberculosis es la segunda causa mundial de mortalidad, después del sida, causada por un agente infeccioso. 
  • En 2012, 8,6 millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1,3 millones murieron por esta causa. Más del 95% de las muertes por tuberculosis ocurrieron en países de ingresos bajos y medianos, y esta enfermedad es una de las tres causas principales de muerte en las mujeres entre los 15 y los 44 años. En 2012, se estima que 530 000 niños enfermaron de tuberculosis y 74.000 niños seronegativos murieron de tuberculosis. 
  • La tuberculosis es la causa principal de muerte de las personas infectadas por el VIH, pues causa una quinta parte de las defunciones en este grupo. 
  • La tuberculosis multirresistente se ha encontrado en casi todos los países estudiados. 
  • Aunque lentamente, está disminuyendo el número anual estimado de personas que enferman de tuberculosis; ello quiere decir que el mundo está en camino de cumplir el Objetivo de Desarrollo del Milenio consistente en detener la propagación de esta enfermedad de aquí al año 2015. 
  • La tasa de mortalidad por tuberculosis disminuyó un 45% entre 1990 y 2012. Gracias a las estrategias DOTS y Alto a la Tuberculosis recomendadas por la OMS, se calcula que se habrían salvado unos 22 millones de vidas.
No olvidemos estos datos y tengámoslos presentes, como personal sanitario, en nuestro quehacer diario. Porque ningún país del mundo está libre de esta enfermedad.