Cine y Pediatría 8

lunes, 17 de marzo de 2014

Estrategias "baratas" para mejorar la calidad percibida.


El principal interés por la calidad en la atención sanitaria varía en función del agente implicado: a los profesionales sanitarios les interesa principalmente la calidad científico-técnica; a los pacientes, principalmente la calidad percibida; y al gestor le importa principalmente la calidad de gestión organizativo-económica. 
- Calidad científico-técnica: se trata de enunciar los principales problemas y oportunidades de mejora de la calidad, en base a conceptos de eficacia (capacidad de producir el efecto deseado en condiciones ideales) y efectividad (capacidad de producir el efecto deseado en condiciones habituales en la práctica clínica), pero también la seguridad. 
- Calidad percibida: complementa al anterior desde la perspectiva del paciente, para identificar el grado de satisfacción, aceptabilidad e información. 
- Calidad organizativo-económica: complementa a los anteriores con consideraciones de organización general y se basa en la optimización de recursos y eficiencia del servicio (es el logro del objetivo con el menor coste posible); también valora accesibilidad y equidad. 

Porque en las organizaciones sanitarias deben existir alianzas y un compromiso hacia la gestión de calidad total, cuyo camino a la excelencia implica que se cumplan las expectativas de todos los agentes implicados en la atención sanitaria, siendo el objetivo principal la satisfacción de los clientes, tanto externos (usuarios o pacientes) como internos (profesionales y gestores). 

La inquietud por la calidad asistencial se centró, en la década de los años setenta, en mejorar aspectos científico-técnicos. Posteriormente, en la década de los ochenta y noventa, comenzaron a plantearse actuaciones dirigidas a conseguir un uso eficiente de los recursos sanitarios y a mejorar la satisfacción del paciente. Es ya en el tercer milenio cuando la calidad asistencial se focaliza en la dimensión de la seguridad del paciente. Se da la circunstancia de que de todos los componentes de la calidad, es precisamente la seguridad el que más voluntades aúna y sobre ello comentamos al hablar del Grupo de Calidad Asistencial y Seguridad en el Paciente de la AEP. 

Recientemente, el Servicio de Consultoría de la empresa de informática sanitaria norteamericana Amcom Software ha elaborado un informe donde detalla los 7 factores fundamentales en la mejora de la calidad percibida y diversas estrategias para lograrlos: 
1. Proporcionar a los pacientes un proceso de admisión rápido y fluido. 
2. Comunicar los resultados de las pruebas tempranamente. 
3. Dar una respuesta veloz al paciente. 
4. Mantener al paciente informado y mostrar un buena relación médico-paciente. 
5. Coordinar la comunicación con los proveedores. 
6. Promover un entorno de silencio y tranquilidad en las áreas de hospitalización. 
7. Acelerar el proceso de alta. 

Como recientemente nos comentaba Diario Médico, estrategias "baratas" para mejorar la calidad.

1 comentario:

Lola Alonso dijo...

Es importantisimo todos los puntos, resumidos al final, de una magnífica exposición.
Si que es fácil y barata y el resultado es excelente.
Gracias por tus clases, siemore nos va bien.