lunes, 9 de junio de 2014

Impacto de la humanización en la salud neonatal


La mesa redonda que abríó el pasado Simposio Internacional de Pediatría en Cartagena de Indias tenía por bandera un título realmente provocador: "Neonatología del siglo XXI: acuerdos sobre lo fundamental"

Tres ponentes, tres países y tres abordajes de esos "acuerdos", bajo estos epígrafes: 
- "Indicadores de salud neonatal en Colombia. Acuerdos sobre lo fundamental en el siglo XXI" (Dra Clara Galvis, Colombia). 
- "Impacto de la tecnología en la salud neonatal. La experiencia en Estados Unidos" (Dr. Gerardo Cabrera, Estados Unidos). 
-"Impacto de la humanización en la salud neonatal. La experiencia en España" (Dr. Javier González de Dios, España). 

Os dejamos esta última presentación sobre un tema conocido y reconocido, pero totalmente necesario. Porque si el gran avance de la Neonatología en el siglo XX fue la tecnología, el gran avance del siglo XXI mira hacia la humanización. 

El objetivo general de esta presentación es consolidar esta idea clave: la HUMANIZACIÓN es el gran avance de la Neonatología en el siglo XXI (y por ello debemos abogar y hacia ello debemos emprender el camino). 
Y tres objetivos específicos: 
- Conocer la teoría y la práctica de los Cuidados Centrados en el Desarrollo y en la Familia (CCD), y que comprenden: 1) intervenciones dirigidas a optimizar el macroambiente: luces, ruidos, etc; 2) intervenciones dirigidas a optimizar el microambiente: postura, manipulación, dolor, etc; 3) intervenciones sobre la familia: facilitar al máximo su papel de cuidador principal del niño. Y abordarlo desde la teoría y, especialmente, desde la práctica. 
- Reflexionar sobre los programas NIDCAP (Newborn Individualized Developmental Care and Assessment Program), MMC (Método Madre Canguro) e IHAN (Iniciativa Hospital Amigo de los Niños) 
- Conocer el estado de los CCD en España, comparando la encuesta nacional realizada en el año 2005 y compararla con la del año 2012. 

Una exposición que finaliza con dos preguntas, políticamente incorrectas, pero necesarias... y que os invitamos a descubrir.