miércoles, 27 de julio de 2016

Humanizando, que es gerundio


Toda organización debe especificar su Misión, Visión y Valores. Los Valores definen nuestra forma de trabajar y de existir para alcanzar nuestra misión y visión. El objetivo básico de la definición de valores corporativos es el de tener un marco de referencia que inspire y regule la vida de la organización. Así lo hicimos en la nueva etapa, ahora hace justo dos años, en el Servicio de Pediatría del Hospital General de Alicante (HGUA).

Y estos son los 12 valores clave como hoja de ruta y creo que no nos hemos desviado un ápice: Equipo, Liderazgo, Alianza, Excelencia, Humanización, Seguridad, Prevención cuaternaria, Plasticidad, Cerebros de obra, Gestión de calidad total, Hospital "líquido" y Compromiso.

Hoy nos detenemos en un aspecto prioritario en estos dos años de singladura: la HUMANIZACIÓN. Marcamos estas premisas:
- Nos esforzaremos considerablemente por hacer de la experiencia del paciente un modelo de atención de primera calidad a través del tratamiento avanzado, con apoyo compasivo y gran participación y comunicación con los familiares. El gran avance de la Pediatría en el siglo XX fue el tecnológico, pero en el siglo XXI el gran avance se encuadra dentro de lo que denominamos como Humanización de la atención o atención centrada en la familia.
- Hay que estimular la creación de un hospital orientado al paciente, apoyándose en todos los movimientos conocidos de humanización: Hospital Amigo de los Niños, Hospital sin Dolor, Hospital de Ositos de Peluche, Child Life, etc..

Y este fin de curso académico se ha visto sembrado de tres eventos en tres semanas, que ponen broche de oro antes de las merecidas vacaciones del verano. Tres eventos que no hubieran sido posible sin la suma de distintas organizaciones y personas comprometidas con colaborar en ofrecer hospitales pediátricos pensados para la infancia y adolescencia. En el archivo adjunto se desgrana todo lo anterior, y que ha permitido transformar, poco a poco, un hospital real en un hospital de cuento. Queda mucho por hacer, pero en resumen este pasado mes ha sido importante:

- 20 de junio: Proyecto "Un hospital de cuento".

  • Colaboradores: Servicio de Pediatría, Unidad Pedagógica Hospitalaria (UPH), Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) y Asociación Amigos de la Muñeca Onil. 
  • Objetivos: traer la historia al hospital, cada año con una época (Prehistoria, Íberos, etc.) que dan lugar un libro docente pintando por los niños y con la compañía de la mascota Chispita adaptada a cada época histórica. Cada muñeca Chispita y su libro correspondiente se venderá en museos y el beneficio será para la Fundación de Pediatría del HGUA, como responsabilidad social corporativa. Hemos comenzado con la Prehistoria. 
- 27 de junio: Ludoteca del Servicio de Pediatría.

  • Colaboradores: Servicio de Pediatría, UPH, Pueblo de Onil, Asociación Amigos de la Muñeca Onil y Asociación Industrial Jguetera (AIJU). 
  • Objetivos: desde Onil, el pueblo donde nacen los sueños, el Despertar de los Reyes Magos de este año fue dedicado a nuestro Servicio de Pediatría y en este día se hace entrega de 500 juguetes para la ludoteca del HGUA. Paralelamente se han desarrollado el Proyecto a favor de Parálisis cerebral infantil y Proyecto I+D+i “Nuevo servicio avanzado de Asistencia pedagógica en pacientes de UPH”. 
- 4 de julio: Inauguración del Proyecto "Como en casa". 

  • Colaboradores: Servicio de Pediatría, Bellas Artes UMH y Fundación Aladina. 
  • Objetivos: los niños dibujan y pintan sus ideas de decoración en el Aula Hospitalaria y los artistas de Bellas Artes lo maquetan en pinturas y vinilos, para hacer de la planta de hospitalización de Oncología Pediátrica y Cirugía Pediátrica un lugar mejor, un espacio para que sientan "como en casa". Este proyecto es el camino de inicio hacia otros proyectos de Arterapia en el Servicio de Pediatría, entre ellos "Viajes del corazón al corazón" para Consultas Externas y Urgencias de Pediatría. 
Estos tres eventos nos parecen un post ideal para tomarnos unos días de vacaciones en agosto. Porque es un objetivo primordial del siglo XXI crear hospitales pediátricos con programas específicos para hacer más agradable su estancia y ambientes adaptados a su edad y a su imaginación. 
Y con ello nos sumamos al pensamiento de Charles Chaplin: “No dejes para mañana… las sonrisas que puedas regalar hoy”.