lunes, 22 de agosto de 2016

Río de Janeiro, Juegos Olímpicos y valores del olimpismo


¿Qué es el espíritu olímpico al que tanto abogamos...? Quizás sea algo que parte de las Olimpiadas, continúa con el deporte y debería impregnar nuestra vida y la sociedad. Porque el espíritu olímpico es bueno para los valores de una sociedad y, por ello - además de por otras causas -. es bueno y sano el deporte. 

Los Juegos Olímpicos fueron restaurados por el pedagogo francés Pierre de Freddy Barón de Coubertín quien el 23 de junio de 1894 fundó el Comité Olímpico Internacional. Luego de celebrar los primeros Juegos Olímpicos en Atenas 1896, esta organización ha logrado a lo largo del tiempo solidificar una filosofía de vida que hoy denominamos Olimpismo. El Olimpismo es una filosofía humanista que enfatiza sobre el rol del deporte en la educación de los jóvenes, su impacto social y su misión pacífica y moral. 

Ayer terminaron los Juegos Olímpicos 2016 de Río de Janeiro y hoy recordamos estas tres semanas que han ocupado la mayor atención mundial. Porque de aquel espíritu de la antigua Grecia, la nueva sociedad debe fijar la idea de convergencia en torno al deporte, como actividad cultural, para favorecer el diálogo entre los pueblos, y olvidar el espíritu de hegemonía estatal. Porque el espíritu olímpico debe orientarse a revalorizar el deporte como elemento vital de superación personal en el esfuerzo por conseguir una meta, como confraternización del espíritu de equipo, más relacionado con la idea de participación que de la de victoria. 

Aunque la imagen del triunfo representa, sin duda, un impulso de emulación para cualquier deportista, es absolutamente necesario para no enterrar el espíritu olímpico no trascender como derrota el no alcanzar subir al podio. Y algo muy importante para esta noción del espíritu olímpico: el juego limpio, que incluye el no al doping, la amistad entre los deportistas y la buena educación en los estadios. 

El renovado espíritu olímpico es algo que la sociedad de nuestros días, materializada y con endebles valores, necesita. Por encima del espectáculo, debe calar en los ciudadanos para valorar el espíritu de superación, el ejercicio de equipo y, sobre todo, que el deporte no es un fin en la vida sino un medio para favorecer el bienestar de la persona en la dura tarea de realizar sus objetivos. 

De acuerdo con la carta Olímpica, Olimpismo es una filosofía de vida, porque para llegar a la “kalokagathia” (equilibrio entre lo bueno y lo bello) y al fortalecimiento mental, espiritual y físico, el ser humano necesita cultivar y vivir sus virtudes. Un permanente progreso deportivo y espiritual de sus virtudes personales dará como resultado el equilibrio fundamental hacia la excelencia y esa búsqueda de la excelencia en el deporte es tan exigente que el esfuerzo se convierte en la alegría suprema, con un rol educativo y transformador. 

El Olimpismo es una filosofía de vida que combina el deporte, la cultura y la educación con el objeto de crear un equilibrio armónico entre el cuerpo, la mente y el espíritu. 
El Olimpismo está basado en tres valores fundamentales que el Comité Olímpico Internacional define así: 
1. Excelencia: significa dar lo mejor de sí mismo, en el terreno de juego o en el campo profesional. No se trata de ganar, sino de participar, progresar en los objetivos personales, esforzarse por dar lo mejor de uno mismo en la vida diaria y beneficiarse de la saludable combinación de un cuerpo, una mente y una voluntad fuertes. 
2. Amistad: este valor nos incita a considerar el deporte como una herramienta para lograr un entendimiento mutuo entre las personas y los pueblos de todo el mundo. Los Juegos Olímpicos inspiran a la humanidad para superar las diferencias políticas, económicas, de género, raciales y religiosas y para entablar amistades a pesar de dichas diferencias. 
3. Respeto: hace referencia al respeto a uno mismo y a su cuerpo, a los demás, a las normas, al deporte y al ambiente. En lo referente al deporte, el respeto implica el juego limpio y la lucha contra el dopaje o contra cualquier otro comportamiento no ético. 

Sin embargo, la Carta Olímpica expresa textualmente: “Al asociar el deporte con la cultura y la formación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo, la responsabilidad social y el respeto por los principios éticos fundamentales universales”. Por todo ello, hoy recordamos algunas efemérides que nos han dejado los Juegos Olímpicos y estos de Río de Janeiro: 

- Desde los primeros Juegos Olímpicos, en Atenas1986, se han celebrado 31 Juegos Olímpicos, si bien tres fueron suspendidos por los conflictos bélicos de Europa: Berlín 1916, Hensilki 1940 y Londres 1944. Y todos se han celebrado en países del hemisferio norte, salvo este año en Brasil. 

- Los países más premiados en la historia han sido Estados Unidos (2298 medallas, 930 de oro), Unión Soviética (1010, 395 de oro) y Reino Unido (715, 236 de oro). 

- El top 10 de medallistas en la historia han sido Michael Phelps (USA, natación): 28 (23 oros, 3 platas y 2 bronces), Larisa Latynina (Unión Soviética, gimnasia): 18 (9 oros, 5 platas y 4 bronces), Paavo Nurmi (Finlandia, atletismo): 12 (9 oros y 3 platas), Mark Spitz (USA, natación): 11 (9 oros, 1 platas y 1 bronce), Carl Lewis (USA, atletismo): 10 (9 oros y 1 plata), Birgit Fisher (Alemania, piragüismo): 12 (8 oros y 4 platas), Sawao Kato (Japón, gimnasia): 12 (8 oros, 3 platas y 1 bronce), Jenny Thompson (USA, natación): 12 (8 oros, 3 platas y 1 bronce), Matt Biondi (USA, natación): 11 (8 oros, 2 platas y 1 bronce) y Usain Bolt (Jamaica, atletismo): 9 (9 oros). 

- El top 5 de países en el medallero en Río han sido Estados Unidos (121 medallas, 45 de oro), Reino Unido (67, 27 de oro), China (70, 26 de oro), Rusia (56, 19 de oro) y Alemania (42, 17 de oro). España finalmente ha quedado en el puesto 14 del medallero sobre un total de 196 países participantes (de los cuales solo 78 han conseguido alguna medalla). 

- Los nombres propios de esta Olimpiada han sido Usain Bolt, el rey de la pista (Jamaica); Michael Phelps, el "tiburón" eterno (USA); Katie Ledecky, la nadadora inalcanzable (USA); Mo Farah, el fondista insaciable (Reino Unido, pero somalí de nacimiento); Simone Biles, la gimnasta de otra galaxia (USA); Kohei Uchimura, el emperador de la gimnasia (Japón); Andy Murray, doble oro en tenis (Reino Unido); Neymar, héroe nacional en Maracaná (Brasil); Svetlana Romashina y Natalia Ischenko, las sirenas invencibles (Rusia); Jason Kenny, el rey del velodromo (Reino Unido); Carolina Marín, la Nadal del badminton (España); Teddy Riner, el poder en el tatami (Francia); Alistair Brownlee, el triatleta de acero (Reino Unido); Ruth Beitia, el regreso de oro y altura (España);... 

- En su historia, España ha conseguido un total de 147 medallas olímpicas (44 de oro, 62 de plata y 39 de bronce). El mayor número de medallas fue en Barcelona 1992 con 22 (13 de oro), seguido Atenas 2004 con 20 (3 de oro) y Pekín 2008 con 18 (5 de oro). En Río 2016 se han conseguido un total de 17 medallas (7 de oro) y la gran mayoría conseguidas - como en Londres 2012 - por mujeres, lo que habla del auge del deporte de élite entre las mujeres. 

- Los deportes que mayor número de medallas han dado a España han sido la vela (19, 13 de oro, pero ninguna este año), el piragüismo (5 de oro, y el deporte gran triunfador de este año), el ciclismo (14, 5 de oro), el atletismo (14, 3 de oro) y el tenis (12, 2 de oro). 

GRACIAS Mireia Belmonte, Saúl Craviotto, Marcus Cooper Waltz, Rafa Nadal y Marc López, Maialen Chourraut, Carolina Marín, Ruth Beitia, Orlando Ortega, Cristian Toro, Eva Calvo, Joel González, Lidia Valentín, Carlos Coloma, Equipos masculino y femenino de Baloncesto, Equipo femenino de Gimnasia Rítmica. 

Gracias a todos los participantes. Nos quedamos con los tres valores fundamentales del olimpismo: Excelencia, Amistad y Respeto.