Cine y Pediatría 8

lunes, 14 de agosto de 2017

El placer de aprender con nuestros estudiantes de Medicina ante el EEES


El Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) es un ámbito de organización educativo iniciado en 1999 con el Proceso de Bolonia que quiere armonizar los distintos sistemas educativos de la Unión Europea y proporcionar una forma eficaz de intercambio entre todos los estudiantes, así como dotar de una dimensión y de una agilidad sin precedentes al proceso de cambio emprendido por las universidades europeas. Se integran actualmente en el EEES aparte de los 27 países de la Unión Europea otros como Rusia o Turquía hasta llegar a la cifra total de 48 países participantes. 

En España se viene implantando desde el año 2010, pero su desarrollo ha supuesto una progresiva adaptación a este EEES, tanto en su división de la enseñanza (Grado, Máster, Doctorado), como en medición del trabajo en créditos (European Credit Transfer System, ECTS) o en el papel a adoptar por los distintos protagonistas de este método docente (alumno, profesor) como en otras novedades. 

A las siglas anteriores (EEES, ECTS) se suman otras como TFG (Trabajo Fin de Grado) o TFM (Trabajo Fin de Máster). Nuevos calendarios y nuevos sistemas de evaluación, más prácticas y menos teoría. El reto no era fácil, pues en Medicina se hace a través de mucho esfuerzo de los Tutores de Prácticas Clínicas, quienes realizan un enorme esfuerzo docente a cambio de poco o nada: y esto la universidad lo tiene que considerar, pues el voluntariado tiene las alas cortas y algo tan serio como es la preparación docente de nuestros futuros médicos no se puede dejar al azar de la voluntariedad y no profesionalizarlo con plazas docentes. Si esto no se tiene en cuenta, será la crónica de una muerte anunciada.

Recientemente, al finalizar el segundo curso académico de Rotatorio de los alumnos de 6º curso Medicina de la Universidad Miguel Hernández (UMH), nos permitió hacer un análisis del mismo en nuestro hospital. Algunas reflexiones vienen en el archivo adjunto, pero destacamos cuatro: 
- El agradecimiento a los diferentes Tutores de Prácticas Clínicas, por su dedicación docente durante cada una de las tres semanas de Rotatorio en 6º de Medicina y prácticas de 5º de Medicina. 
- La implicación de los 251 alumnos en los dos cursos (157 de 5º de Medicina y 94 de 6º de Medicina) y su grado de satisfacción.
- Las mutuas buenas valoraciones, con la buena noticia de que tanto las valoraciones de los docentes a los dicentes como viceversa, han sido excelentes. Y solo ha sido el reflejo del buen ambiente que se respira con ellos. En mi caso, la valoración ciega que los alumnos han volcado en la Universidad Miguel Hernández ha sido una media de 4,6 sobre 5, pero a buen seguro esta valoración es de todos. 
- El haber conseguido con las sucesivas presentaciones de Casos clínicos de fin de Rotatorio ya un verdadero Manual Práctico de Pediatría: en este enlace de nuestra web del Servicio de Pediatría podéis revisar los 103 casos clínicos pediátricos actuales, tras dos cursos académicos. 

Lo cierto es que es un placer aprender con nuestros estudiantes alrededor del EEES. Y abrir ventanas... Pero queda mucho por mejorar.

 

No hay comentarios: