Cine y Pediatría 8

lunes, 18 de diciembre de 2017

Bancos de leche: la vida fluye de solidaridad



Hace poco más de un mes hemos inaugurado en el Hospital General Universitario de Alicante el Banco de Leche (BL), en un proyecto conjunto de la Comunidad Valenciana (y junto al Hospital La Fe de Valencia y al Hospital General de Castellón), un proyecto que solo nos está proporcionando buenas noticias y felices objetivos. Con ese motivo, realizo una breve revisión para la población no sanitaria del qué, cómo y quiénes forman el proyecto de un BL. 

¿Qué es un BL? 
Es el dispositivo sanitario establecido para la obtención de leche humana a fin de recogerla, procesarla, almacenarla y dispersarla, con todas las garantías sanitarias, a los pacientes que precisen de este producto biológico. 
No es nada nuevo, pues su existencia comenzó hace casi un siglo, pero con otras premisas. En la década de los 80, coincidiendo con la aparición del SIDA y el desarrollo de fórmulas lácteas para prematuros, este declive en el funcionamiento de los BL fue solo transitorio y actualmente se encuentran extendidos por todo el mundo con una tendencia cada vez mayor hacia la creación de nuevos bancos. Y España no es una excepción, más bien al contrario. 
Los BL no entran en contradicción con la lactancia materna, sino que contribuyen a su mayor éxito a través de diferentes vías. La experiencia ha demostrado que la instauración de un BL materna aumenta las tasas de lactancia materna en la región donde se ha implantado, dado que pueden resolver, de manera transitoria, los problemas de alimentación del recién nacido hasta que su madre le pueda dar el pecho. Además, tiene un efecto importante sobre la comunidad en que se sitúa porque se destaca que el gran valor de la leche materna. 

¿Cómo funciona un BL? 
Con, al menos, cinco pasos: 
1) Selección de las donantes: a las cuales se les realiza un cuestionario, firman un consentimiento informado y se les realiza una analítica de sangre para descartar algunos tipos de infecciones. 
2) Recogida de leche y transporte al BL: durante la entrevista se proporciona a las donantes un extractor manual, envases de recogida, etiquetas identificativas y un manual de instrucciones para realizar correctamente el proceso. Se recomienda que antes de 15 días de su obtención, sea transportada congelada al BL, donde se mantiene congelada hasta su procesamiento. 
3) Procesamiento de la leche de Banco: la leche se descongela a 4ºC y se manipula en cámara de flujo laminar (en condiciones estériles)y se toman muestras para estudio microbiológico. Debido a la elevada variabilidad nutricional, la leche válida procedente de diferentes madres se mezcla para obtener un producto más homogéneo. La leche se reparte en envases y se pasteuriza. 
4) Dispensación y administración: siempre bajo prescripción facultativa en la que deben constar los datos del facultativo, los datos del receptor, el diagnóstico y la indicación. La leche materna procesada en el BL conserva, en gran medida, las propiedades nutritivas e inmunológicas que hacen de la leche humana un producto insustituible a la hora de hablar de la alimentación del niño prematuro. 
5) Seguridad de la leche de Banco. 

¿Cuáles son las indicaciones de la Leche de Banco? 
No todos los lactantes pueden recibir la leche de sus madres, ya sea porque ellas no producen leche suficiente para sus hijos, tienen alguna enfermedad (VIH, leucemia), están recibiendo tratamiento farmacológico, o han fallecido. En estos casos la leche de banco ofrece a estos lactantes una serie de beneficios: nutrición óptima del lactante, protección inmunológica frente a enfermedades infecciosas y prevención frente a la enterocolitis necrotizante. 
Las indicaciones más comunes para prescribir leche de banco son tres: 
1) Nutricionales: prematuridad, síndrome de malabsorción, errores metabólicos, nutrición posquirúrgica. 
2) Terapéuticas: enfermedades infecciosas, inmunodeficiencias, trasplante de órganos, enfermedades crónicas. 
3) Preventivas: enterocolitis necrotizante, alergia a proteínas de la leche de vaca, terapia inmunosupresora. 

Desde la Asociación Española de Bancos de Leche Humana (AEBLH) podemos confirmar el gran impacto de los BL, el gran flujo de solidaridad, al recordarnos que en el año 2016 se donaron mas de 7400 litros de leche a los once bancos actualmente en funcionamiento en España en ese momento. Y en 43 hospitales, 2.281 neonatos, en su mayoría prematuros de muy bajo peso, se beneficiaron de estas donaciones. 

Si te animas a ser DONANTE de leche materna, te esperamos... Porque si "la lactancia materna es el vínculo de amor que vuelve sanos, fuertes y felices a nuestros hijos", podemos pensar que también podemos ayudar a otros hijos. 
Puedes contactar con nosotros en nuestra admirada sección de NEONATOLOGÍA, bien por correo electrónico (cen_neonatos@gva.es) o por teléfono (965913432).

No hay comentarios: