lunes, 2 de noviembre de 2009

Enfermedades mediáticas y otras que no (II)


Mientras se llenan páginas y páginas de periódicos hablando de la gripe, dos millones de niños mueren en todo el mundo cada año a causa de la neumonía. Nos lo recuerdan en Lancet. Es posible acceder al texto íntegro del artículo mediante registro gratuito.

El 98% de las muertes tiene lugar en 68 países en vías de desarrollo.

Parece ser que OMS y UNICEF quieren abordar el problema mediante un Plan de Acción Global ("Global action plan for the prevention and control of pneumonia (GAPP)"). El objetivo de dicho plan es salvar 5,3 millones de vidas de niños de aquí a 2015.

El plan tiene tres frentes de actuación:

1.- La protección de todos los niños, proporcionando un entorno en el que estén en bajo riesgo de contraer neumonía (fomentando la lactancia materna exclusiva durante seis meses, una nutrición adecuada, prevención de nacimientos con bajo peso, reducción de la contaminación del aire y la promoción del lavado de manos)

2.- Prevención de casos de neumonía mediante la vacunación contra varios de sus agentes etiológicos: sarampión, tos ferina, Streptococcus pneumoniae y Haemophilus influenzae tipo b, así como la prevención y el tratamiento de la infección por VIH en los niños y la prescripción de suplementos de zinc en los casos de diarrea)

3.- Tratar a los niños enfermos de neumonía mediante el cuidado adecuado y la administración de antibióticos (en comunidades, centros de salud y hospitales).

Ante la hipertrofia (interesada o no) de problemas de salud de baja morbimortalidad en países desarrollados nos encontramos ante la cruda realidad de los 4.000 fallecimientos al día por neumonía en niños que viven en países en vías de desarrollo. Esperemos que esta iniciativa combinada de OMS y UNICEF se lleve a término y tenga éxito.

Y que nos sirva a todos para tomar conciencia de cuales son los problemas de salud reales de los niños a nivel mundial.