sábado, 6 de marzo de 2010

Cine y Pediatría (8): Niños y adolescentes “OSCARizados”


Mañana se celebrará la Edición número 82 de los Premios de la Academia (popularmente conocidos como los Óscar), un largo recorrido tras su primera entrega en el año 1929. Aprovechando este acontecimiento, y tal como hicimos con los Premios Goya, realizaremos un breve repaso de algunos niños y adolescentes premiados.

Las categorías premiadas han sufrido diversas variaciones a lo largo de la historia de los Oscar. En concreto, hubo un Premio Juvenil de la Academia, que se entregó de modo intermitente entre 1934 y 1960. Sólo enumeraremos los tres primeros niños premiados, que se corresponden también con los más significativos.
- Shirley Temple fue la primera niña en ganarla, en 1934. Recibió el premio con 6 años, por lo que es aún la interprete más joven de toda la historia del cine en recibir un Óscar. Su capacidad como bailarina (especialmente como bailarina de claqué) es bien conocida y célebre, con coreografías complejas en su tierna infancia. Shirley Temple fue muy famosa durante la década de los treinta, aparte de por sus películas, también por sus productos promocionales(incluida las “muñecas Temple”), algo muy diferente a su posterior trayectoria como diplomática.
- Mickey Rooney fue el primer niño en ganarlo, en 1938. Recibió el premio con 17 años (aunque aparentaba menos), por su contribución al cine en los años previos (El pequeño Lord, John Crowell, 1936; Capitanes intrépidos, Victor Fleming, 1937; o Forja de hombres, Norman Taurog, 1938, entre otros). Su carrera cinematográfica es prolija (más de 100 películas que se prolongan hasta el año 2006 y que le valió un Óscar honorífico en 1982), como prolija es su vida matrimonial (a pesar de su baja estatura y poco agraciado físico) con 8 matrimonios (uno de los cuales fue, sorprendámonos, con la diosa Ava Gardner... y es que lo que no consiga Hollywood).
- Judy Garland, recibió el premio en 1939, con 17 años por su interpretación en el Mago de Oz (Victor Fleming, 1939) de la huérfana Dorothy Gale y en la que interpretó la canción "Over the Rainbow", aclamada como la mejor canción de la historia del cine por el American Film Institute. A pesar de sus triunfos profesionales, su éxito se vio oscurecido por sus problemas psicológicos, adicciones, disturbios financieros y vida personal (casada y divorciada con el director de cine Vincente Minnelli, con el que tuvo una hija, la también actriz y cantante Liza Minnelli; por cierto, es la única familia en la que todos sus miembros han ganado un Óscar). Otra anécdota, bien paradójica, es que una encuesta publicada recientemente considera a Judy Garland el máximo ícono gay feménino por la magia de El Mago de Oz, ya que la comunidad gay ha visto en el film una serie de símbolos sobre el significado de esa opción sexual (... pues vale, pero mejor nos quedamos con el recuerdo de la fantástica tierra en algún lugar sobre el arco iris en donde habitan brujas buenas y malas, un espantapájaros que habla, un león cobarde, un hombre de hojalata y otros seres extraordinarios).
- Otros actores juveniles premiados son Dianna Durbin, Margaret O´Brien y otros menos conocidos (Peggy Ann Garner, Bobby Driscoll, Hayley Mills,…).

Ya volviendo a las categorías clásicas, la actriz más joven en ganar el Óscar a la mejor actriz principal fue Marlee Matlin, quien tenía 21 años cuando ganó el premio por su papel en la película Hijos de un dios menor (Randa Haines, 1986), y que recordamos porque es, además, la única persona con sordera en ganar un Óscar. La actriz más joven en ganar un Óscar como mejor actriz de reparto fue Tatum O'Neal, quien con 10 años ganó el premio por su papel en la película Luna de papel (Peter Bogdanovich, 1973) y la actriz más joven en optar al premio en la categoría principal fue Keisha Castle-Hughes, quien fue candidata cuando contaba con 13 años por Whale Rider (Niki Caro, 2003).

Nuestro recuerdo a los Premios Óscar a través de sus actores más jóvenes. Unos premios llenos de anécdotas y de datos. He aquí algunos:
• Películas más premiadas: Ben Hur (William Wyler, 1959), Titanic (James Cameron, 1997) y El señor de los anillos: el retorno del rey (Peter Jackson, 2003), las tres con 11 premios.
• Películas ganadoras de los cinco premios principales (mejor película, director, actor principal, actriz principal y guión): Sucedió una noche (Frank Capra, 1934), Alguien voló sobre el nido del cuco (Milos Forman, 1975) y El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1991).
• Director más premiado: John Ford (con 4 premios). El más nominado ha sido William Wyler con 12 candidaturas (y 3 premios).
• Actor más premiado: Jack Nicholson (con 3 premios, 2 como mejor actor principal y uno como actor secundario) y también el más nominado (con 12 candidaturas).
• Actriz más premiada: Katharine Hepburn (con 4 premios, todas como actriz principal). La más nominada ha sido Meryl Streep con 16 candidaturas (y 2 premios).

Este año estaremos atentos al desenlace de las dos películas con más nominaciones (9 cada una): la magnífica película de ciencia ficción de James Cameron (Avatar), una película para soñar; y el polémico drama sociológico de Kathryn Bigelow ambientado en Irak (En tierra hostil), una película para pensar. El hecho de que Cameron y Bigelow alguna vez fueron marido y mujer le añade una intrigante dimensión personal al evento (morbo incluido) de este año. Otra anécdota más en el corolario de “tío Oscar”.

El premio del "tío Oscar" es una estatuilla dorada que representa un hombre desnudo sosteniendo una espada de pie sobre un rollo de película con cinco radios (y cada radio simboliza una de las cinco ramas originales de la Academia: actores, guionistas, directores, productores y técnicos). Pero no nos quedemos con los premios, sino con los sueños que el cine ofrece… “over the rainbow”