Cine y Pediatría 8

sábado, 3 de abril de 2010

Cine y Pediatría (12). La adolescencia bajo el prisma de Peter Jackson


La adolescencia da mucho de sí…; sino que se lo pregunten a los padres de hijos adolescentes. También en el cine la adolescencia y los adolescentes son un tema recurrente. Tendremos ocasión de comprobarlo.

Hoy nos adentraremos en el mundo de Peter Jackson, el guionista, productor y director de cine neozelandés, quien ya tiene un lugar destacado en el paraíso del séptimo arte por transformar en imágenes las fantasías épicas de la Tierra Media noveladas por J.R.R. Tolkien en “El Señor de los Anillos”. La trilogía del hobbit Frodo Bolsón marcó un antes y un después en el preludio del siglo XXI y ha sido un éxito de público y crítica: El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo (2001; 4 Óscar de 13 nominaciones), El Señor de los Anillos: las dos torres (2002; 2 Óscar de 6 nominaciones) y El Señor de los Anillos: el retorno del Rey (2003; 11 Óscar de 11 nominaciones). Con el pleno de esta última película se conseguía igualar a Ben-Hur (William Wyler, 1959) y Titanic (James Cameron, 1997). Quien se lo iba a decir a Peter Jackson cuando a los 9 años visionó King Kong (Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, 1933) y quiso ser director de cine; por ello, en 2005 realizó un rekame de esa película, cumpliendo así su sueño de la infancia.

Pero el motivo de hoy es hablar de dos películas del director en los extremos de su carrera cinematográfico y que tienen en común que sus personajes son chicas adolescentes: Criaturas celestiales (1994), la película que le lanzaría a la fama, y Lovely Bones (2009), su última película, aún en cartel.
Criaturas celestiales narra una historia real que conmocionó Nueva Zelanda, basada en la amistad de dos chicas adolescentes. Pauline, de 14 años, proviene de una familia con pocos recursos y Juliet, de 15 años, de una familia acomodada (interpretada por Kate Wislet en su debut en el cine), quienes desarrollan con el tiempo una relación amorosa y crean un mundo imaginario llamado Borovnia. Juliet enferma de tuberculosis y es aislada en un sanatorio; a su regreso un doctor sugiere a sus padres que la niña podría ser homosexual, lo que se consideraba una enfermedad mental en aquella época. Las chicas se desesperan ante la idea de ser separadas y acaban asesinando a la madre de Pauline, por considerarla la máxima opositora a la relación entre las chicas.
Lovely bones, basada en el libro “Desde mi cielo” de Alice Sebold , breve novela que llegó a ser un bestseller. Narra la historia de Susie Salmon, una niña de 14 años que, tras ser violada y asesinada a manos de su vecino, observa desde el cielo cómo su familia y amigos continúan con sus vidas. Desde allí, Susie intenta entender y asimilar por un lado, su muerte y, por otro, las decisiones y evolución de sus seres queridos. Poco a poco va relatando la inquietante historia de su propio asesinato y todo el sufrimiento y la amargura que produce este hecho en ellos, en un tono similar a la serie televisiva “Entre fantasmas”: tras una muerte trágica o inesperada, el alma no descansa hasta que no encuentra respuestas.

Dos historias de adolescentes con trasfondo trágico. Una basada en un hecho real, con un final sin vuelta atrás para Pauline y Juliet. Otra basada en una novela, con un trasfondo de esperanza y ternura desde el cielo de Susie Salmon. Dos visiones extremas de adolescentes y de la adolescencia bajo el prisma particular de Peter Jackson, con el que no siempre estaremos de acuerdo.
En cualquier caso, si no nos gusta esta visión de “su” adolescencia, siempre nos quedará Gollum, Sauron, Gandalf, Aragorn, Legolas, Galadriel, Boromir, Saruman… y los hobbits.

2 comentarios:

doctorin dijo...

Realmente mi primer contacto con la filmografía de Peter Jackson fue visionando sus "comedias gore", en concreto “Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro” (1992).
Curiosamente, algunas de las localizaciones exteriores de esta película se volvieron a utilizar en el rodaje de El Señor de los Anillos.

Más que cine sobre adolescentes, Braindead se definiría más como cine para adolescentes descerebrados, pero se puede pasar un rato divertido viéndolas.

Javier González de Dios dijo...

Interesante aportación. Efectivamente "Braindead: Tu madre se ha comido a mi perro" se convirtió en una pelícua de culto (que no culta :-) y que también guarda otra curiosidad: el papel de Paquita (la novia de Lionel, el joven protagonista), quien es mordida en el zoológico por un mono-rata y se convierte en un zombi (toma ya democracia...), es interpretada por la española Diana Peñalver, conocida actriz de teatro, cine y series de televisión en nuestro país (Juncal, El comisario, etc).