domingo, 28 de noviembre de 2010

Repaso semanal a la blogosfera sanitaria y alrededores (22 a 28 de noviembre de 2010)

Corren malos tiempos para todo (sí, continúo con mi línea "alegre" de las últimas semanas). Y sé que no voy a hacer ningún amigo con gran parte del contenido de mi resumen de hoy, ni tampoco lo pretendo. Pero corren malos tiempos para la Sanidad de nuestro país en general, y peores aún para los pediatras en particular.

Queridos padres (si es que algún padre lee estas líneas): debéis saber que la pediatría en los centros de salud está en vías de extinción. Quizá nadie os lo ha dicho, quizá vuestro pediatra se ha jubilado o está enfermo y de baja prolongada. ¿ Sabéis si el sustituto/a que ocupa su lugar es pediatra? Lo más probable es que no lo sea. En muchas Comunidades Autónomas, el 30-40% de las plazas de pediatría de atención primaria están ocupadas por médicos no pediatras. La Asociación Española de Pediatría (AEP), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) han denunciado esta situación. Pero no nos harán caso. Sólo os harán caso a vosotros, padres y madres.

La crisis actual no acompaña... y se ha convertido en la excusa perfecta. Los pediatras de atención primaria, si no existe una decisión política firme (y no hay ni un sólo signo de que exista esa intención) iremos desapareciendo conforme nos vayamos jubilando o muriendo. Y esas plazas libres: 1) no serán cubiertas, se amortizarán; o 2) serán cubiertas por personal médico no pediatra. En ese escenario estamos ya. Y no hay un sólo signo de que la situación vaya a modificarse, más bien al contrario. La crisis es la excusa perfecta para desterrarnos de los centros de atención primaria. Los políticos no tienen prisa. Y a las Asociaciones profesionales no les hacen caso. Así que sólo os harán caso a vosotros, queridos padres y madres que ignoráis estos hechos. Desde este blog iremos realizando el seguimiento de esta penosa situación.

El ambiente general en el ámbito sanitario está enrarecido. No sólo en pediatría. Dos colegas mías, de mi centro de salud, médicos de familia ambas, están considerando muy seriamente la posibilidad de emigrar a Nueva Zelanda, la nueva "Tierra Prometida", siguiendo los pasos de aquella compañera de trabajo de Vicente Baos. No hablo de dos personas con la especialidad recién acabada y sin ataduras familiares: ambas han sobrepasado la frontera de los 40 años y tienen hijos. Pero están cansadas de las condiciones laborales precarias y de la falta de respeto hacia el profesional sanitario en general, y hacia los médicos muy en particular, por parte de las autoridades sanitarias competentes. Curioso que en un Estado con 17 sistemas de salud diferentes, parece que todos se han puesto de acuerdo en ofrecer precariedad laboral y falta de respeto a sus médicos. Independientemente de su credo político.

Cambiemos un momento de tema. De la iniciativa "Pastillas para el dolor ajeno" ya hablamos la semana pasada, y volvemos a hacerlo en esta. En "El Bálsamo de Fierabrás" nos hablan de la campaña. Pocas veces un sólo euro puede ser más útil.

En "El Médico de mi Hij@", Jesús Martínez habla de la situación de la sanidad madrileña. Él trabaja en aquella Comunidad Autónoma, pero los problemas que identifica son comunes al resto, como decía más arriba. ¿Soluciones? Jesús las coloca en el terreno de los profesionales y no seré yo quien diga que no tiene razón pero... la sartén por el mango la tienen los gestores y a estos los médicos les importamos más bien poco. ¿Hacer bien nuestro trabajo? Por supuesto. Estoy rodeado de gente que hace muy bien su trabajo. ¿Reciben algún reconocimiento por ello, en forma de una mayor seguridad laboral o mejores condiciones de trabajo? Casi nunca. ¿A quién hacen caso los gestores, políticos con carnet muchos de ellos? A los potenciales votantes. ¿Queremos mejorar de verdad la sanidad madrileña y la no madrileña? ¿Queremos mejorar la pediatría de Madrid y del esto de España? Ha llegado la hora de explicar directamente nuestros problemas a la población. Y, por supuesto, seguir haciendo bien nuestro trabajo.

Un ejemplo de no hacerlo bien nos lo describe Amalia Arce. Nos habla, en su "Diario de una Mamá Pediatra", de los "embolados". Todo ello a cuento de algunas derivaciones a urgencias por parte de otros médicos. Amalia refiere que "Un embolado se define como un problema, una dificultad o una situación difícil de resolver. También como engaño o mentira. Y sinónimos del mismo serían: papelón, camelo, compromiso, aprieto, cuento, problema, conflicto, embuste, papeleta, trola". Y nos pone el ejemplo de un niño derivado a urgencias de su hospital "para ingreso" por bronquitis de repetición. Niña asintomática, y en el volante de derivación, para "forzar" el ingreso, se referían algunas falsedades tales como "hablado con el doctor X", siendo el doctor X totalmente desconocedor de la historia de del niño. Hago guardias en el hospital de referencia de mi centro de salud y suscribo punto por punto lo que Amalia dice.

En este blog hablamos en su día del brote epidémico de sarampión en Granada. Las creencias erróneas, cuando no la desidia y la negligencia de un grupo de padres al no vacunar a sus hijos, facilitó la aparición de ese brote, y surgirán otros si más padres en otros lugares toman la misma actitud ante una vacuna para prevenir una enfermedad que podría ya estar erradicada. Al parecer, un juez de Granada ha decretado la vacunación obligatoria de los niños no vacunados, como nos informan en el blog "Pediatría Social". Es lamentable que tengan que tomarse medidas tan drásticas. La decisión no deja de ser polémica y traerá cola.

Os recomiendo el resumen semanal de Rubén en su blog "Hij@s de Eva y Adán". Completo y exhaustivo, como siempre.

De "Violencia en la infancia" nos hablan en "Maynet": "Se estima que los niños que sufren malos tratos tienen un riesgo de muerte desde su nacimiento a la adolescencia 3 veces mayor que la población infantil general.
Las estadísticas que se manejan del maltrato no son reales; en nuestro medio, en base a los datos registrados, la incidencia de maltrato oscila entre el 1,5-2 por mil niños al año, pero se estima que este dato representa el 10-20 % de los casos reales
". Escalofriante pero real.

"¿Alérgico a la penicilina? No lo creo". Ni yo tampoco. En "Infectología Pediátrica" abordan este tema: "la realidad es que menos del 10% de todas las personas que se dicen a alérgicos a la penicilina realmente lo son, y esta cifra varia, por ejemplo en un estudio de 298 niños que se decían alérgicos a la penicilina realmente solo 1 (0.3%) lo fue. Muchas veces se aplica el término “reacción alérgica” a cualquier “efecto adverso” de los antibióticos aunque no sea una alergia, por ejemplo la aparición de exantema o rash maculo papular no pruriginoso puede aparecer en el 3 a 7% de los pacientes que toman Ampicilina como efecto adverso sin que este sea una reacción alérgica". Cierto.

La dermatitis atópica es posiblemente la enfermedad dermatológica pediátrica más prevalente. En el blog "Dermatología y más cosas" nos ofrecen una revisión amplia del tema.

De la blogosfera sanitaria como entorno en continua innovación para docencia y formación nos hablan en "Hemos Leído". Destaco sólo un párrafo de esta entrada que merece leerse con atención: "La Blogosfera sanitaria es mantenida por profesionales con un bagaje profesional reconocido, y sus blogs, proveedores de conocimiento y actividades formativas, están perfectamente acreditados, lo que supone cumplir una serie de criterios de calidad. Actualmente se dispone de herramientas para evaluar la calidad de los blogs con información sanitaria, tanto en código de conducta como en calidad de la información. Y la blogosfera sanitaria cumple mayoritariamente con estos requisitos". Por cierto: ¿Cómo citar un blog a la hora de escribir un artículo? La NLM nos lo explica.

Vamos con un poco de metodología. Giordano nos habla de "La chiripa y el kappa en las pruebas diagnósticas". Y con un poco de patología pediátrica cardiaca. En "Con Estetoscopio" nos hablan de los dispositivos disponibles para el cierre por cateterismo del conducto arterioso.

¿Has escrito un artículo científico pero no sabes qué revista es la más adecuada para publicarlo? Visita el blog "Temas de Epidemiología Clínica" donde nos explican una herramienta que nos puede ayudar. Interesantísimo.

Entrada imperdible es la de Carlos F Oropesa en "Sala de Lectura": "El café de Su Majestad, la docencia y la web 2.0". Y nos habla de un puñado de blogs imprescindibles cuyo objetivo es mejorar la competencia profesional de sus lectores. De obligada lectura. Y también lo es su entrada de ayer sábado sobre neutralidad en la red. ¿Qué es eso? Visionad este video y lo sabreis.



"La evidencia sale a cuenta. Pregunten a un economista". Es el título de una entrada del blog de Azucena Santillán, "Enfermería basada en la evidencia". Azucena entrevista a Miguel Ángel Máñez, de "Salud con Cosas". Muy interesantes sus declaraciones.

Está en el blogroll de este blog, a la derecha de vuestras pantallas. Pero quiero recomendaros que sigais un blog muy especial: "Saltando Muros": "Blog Pro-Salud Mental y en lucha contra el estigma que limita los derechos y las posibilidades reales de recuperación a las personas con enfermedad mental grave. Punto de encuentro entre ellos, sus familias, los profesionales que los atendemos y la sociedad". Testimonios en primera persona de personas afectadas por enfermedades psiquiátricas graves. Historias que no pueden dejar indiferente a nadie.

El Catálogo de la National Library of Medicine está experimentando cambios, y en "Biblioteca Médica Virtual" nos informan puntualmente de ellos.

Vicente Baos, en "El Supositorio", eleva una oración al Señor de la Razón" para conseguir la conversión de algunos médicos de hospital. Por favor, no os la perdáis si queréis pasar un rato divertido.

Música. La adolescencia, la juventud, es una época difícil para padres e hijos. De ello nos habla Cat Stevens en esta canción, "Father and Son". Feliz domingo.

5 comentarios:

Enrique dijo...

"Queridos padres (si es que algún padre lee estas líneas): debéis saber que la pediatría en los centros de salud está en vías de extinción...".
Sí señor, metiendo miedo y utilizando para ello a los padres y madres. Mientras los Médicos de Familia, perfectamente capacitados para ello, haciendo las consultas que los pediatras no querían hacer, las urgencias de AP que no se dignan a realizar y ahora cuando corporativamente interesa, los niños están en peligro. Ésto sí deberían saberlo los padres.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Hola, Enrique.

No se trata de meter miedo. Se trata de que los padres conozcan cual es la realidad de los pediatras de atención primaria en los centros de salud.

Los padres tienen perfecto derecho a saber que detrás de una puerta que pone "pediatría" no hay un pediatra en el 30-40% de los casos. Eso no es meter miedo. Es simplemente que sepan la realidad de la situación.

No voy a entrar aquí a discutir sobre lo "perfectamente capacitados para ello" que, según refieres, están los médicos de familia para ver niños. Simplemente permíteme que lo dude. No es lo mismo una especialidad de 4 años frente a una rotación de dos-tres meses por pediatría.

De todos modos, la entrada de ayer no iba en contra de los médicos de familia ni mucho menos. Simplemente hablaba de la situación de la pediatría de AP, que es la que me interesa y donde yo trabajo. Respeto muchísimo la labor de los médicos de familia. Pediatras y médicos de familia tenemos cada uno nuestro propio ámbito de actuación. Respetémoslo y colaboremos juntos.

Un saludo.

imarnim dijo...

Hola José Cristobal.
Desde hace varios meses sigo con interés tu blog, en calidad de Médico de Familia. Aprovecho estas líneas para felicitaros por tan excelente blog. Constituye una de mis herramientas para mantenerme al dia en ejercicio de la medicina, en especial cuando tengo que atender niños.
Se que te mueve el respeto por nuestra especialidad, pero he sentido malestar al leer tus líneas. Queda claro que pensáis que los niños están "menos bien" asistidos cuando los atendemos nosotros. A mi me gustaría que esos padres y madres a los que te diriges sepan también de algunas realidades.
No hace mucho que terminé la residencia. Para bien, mantengo relación frecuente con los pediatras. La verdad es que pocos son los pediatras jóvenes que se interesan por la atención primaria; los hay, y de muy buena pasta, me constan, pero son pocos. Los padres debería saber que muchos de los pediatras que terminan la residencia prefieren dedicar su ejercicio profesional al hospital. Es decir, entre otros motivos, hay también pocos pediatras en la Atención Primaria porque eligen estar en el hospital. Yo veo que mientras hay plazas libres de pediatria en AP, todo un lujo en los tiempos que corren, hay pediatras "peleando" por hacer guardias en los hospitales que les permitan "pasar" esa consulta que tanto desean: neumología, neurología, cardiología...hospitalaria. Completamente entendible en una especialidad fundamentalmente hospitalaria, donde me consta que algunos residentes dejan de pasar por la rotación de "Centro de Salud" para ampliar rotaciones hospitalarias. Yo personalmente les entiendo. A mi enteder es difil recibir "vocación" de primaria en el hospital.
Terminar deciendo a esos padres que es verdad que los médicos de familia rotamos unos meses por pediatria. El mismo tiempo que por Cardiologia, Respiratorio, Neurologia....que en nuestra práctica diaria vemos enfermos del corazón, del pulmón, de los nervios...que algunos necesitan que cada cierto tiempo los vea el especialista del hospital, pero que su cuidado diario nos corresponde a nosotros. A esos padres le pediría que cuando vayan la próxima vez con sus hijos al pediatra y vean al otro lado a un desconocido, tengan presente que delante hay un profesional capacitado, que estudia, que se forma para atender en su capacidad profesional cuando acontece en la salud de las pesonas a lo largo de todos los años de su vida, incluido niños, ancianos, jóvenes, adolescentes....
Gracias por la atención prestada.

imarnim dijo...

Hola José Cristobal.
Desde hace varios meses sigo con interés tu blog, en calidad de Médico de Familia. Aprovecho estas líneas para felicitaros por tan excelente blog. Constituye una de mis herramientas para mantenerme al dia en ejercicio de la medicina, en especial cuando tengo que atender niños.
Se que te mueve el respeto por nuestra especialidad, pero he sentido malestar al leer tus líneas. Queda claro que pensáis que los niños están "menos bien" asistidos cuando los atendemos nosotros. A mi me gustaría que esos padres y madres a los que te diriges sepan también de algunas realidades.
No hace mucho que terminé la residencia. Para bien, mantengo relación frecuente con los pediatras. La verdad es que pocos son los pediatras jóvenes que se interesan por la atención primaria; los hay, y de muy buena pasta, me constan, pero son pocos. Los padres debería saber que muchos de los pediatras que terminan la residencia prefieren dedicar su ejercicio profesional al hospital. Es decir, entre otros motivos, hay también pocos pediatras en la Atención Primaria porque eligen estar en el hospital. Yo veo que mientras hay plazas libres de pediatria en AP, todo un lujo en los tiempos que corren, hay pediatras "peleando" por hacer guardias en los hospitales que les permitan "pasar" esa consulta que tanto desean: neumología, neurología, cardiología...hospitalaria. Completamente entendible en una especialidad fundamentalmente hospitalaria, donde me consta que algunos residentes dejan de pasar por la rotación de "Centro de Salud" para ampliar rotaciones hospitalarias. Yo personalmente les entiendo. A mi enteder es difil recibir "vocación" de primaria en el hospital.
Terminar deciendo a esos padres que es verdad que los médicos de familia rotamos unos meses por pediatria. El mismo tiempo que por Cardiologia, Respiratorio, Neurologia....que en nuestra práctica diaria vemos enfermos del corazón, del pulmón, de los nervios...que algunos necesitan que cada cierto tiempo los vea el especialista del hospital, pero que su cuidado diario nos corresponde a nosotros. A esos padres le pediría que cuando vayan la próxima vez con sus hijos al pediatra y vean al otro lado a un desconocido, tengan presente que delante hay un profesional capacitado, que estudia, que se forma para atender en su capacidad profesional cuando acontece en la salud de las pesonas a lo largo de todos los años de su vida, incluido niños, ancianos, jóvenes, adolescentes....
Gracias por la atención prestada.

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Nada que añadir... porque estoy de acuerdo prácticamente en todo contigo.

En la entrada del domingo no me refería específicamente a los médicos de familia. De hecho, creo que la MF es otra especialidad que comenzará a escasear también en AP, lo que es un contrasentido.

Mi crítica va contra la administración y sus gestores, responsables de la "planificación" de los recursos humanos necesarios. Planificación caótica e inexistente.

Me preocupa la vuelta al "hospitalocentrismo" con la pprofusión masiva de hospitales y es cierto que, con esa multiplicación de los mismos, los servicios de pediatría absorben la casi totalidad de los pediatras que el sistema MIR forma.

No tengo nada en contra de los MF con los que mantengo excelentes relaciones y de los que tantas cosas he aprendido. Y estais perfectamente preparados para ejercitar vuestra función que - en mi opinión - no incluye la atención sanitaria pediátrica.

Un saludo.