jueves, 10 de marzo de 2011

El tabaco es perjudicial para el feto... incluso si la embarazada no fuma


Completando el título: ... si la embarazada no fuma, pero está expuesta al humo del tabaco de otros. A esta noticia hemos llegado vía la cuenta en Twitter del blog "Pediátrica".

En "Pediatrics" se ha publicado una revisión sistemática cuyo objetivo era determinar los efectos sobre el feto de la exposición pasiva al humo del tabaco de sus madres no fumadoras.

El artículo es de acceso libre, al menos en el momento de escribir estas líneas. Algunos resultados son francamente llamativos y alarmantes: la exposición pasiva parece asociarse a mayor riesgo de muerte fetal (odds ratio [OR]: 1,23; intervalo de confianza del 95% [IC 95%]: 1,09 a 1,38) y a mayor riesgo de malformaciones congénitas (OR: 1,13; IC 95%: 1,01 a 1,26).

Son datos que no pueden pasar desapercibidos y que deberían ser utilizados a la hora de informar adecuadamente a las futuras madres durante su gestación.

Tabaco y embarazo son "enemigos íntimos" desde siempre. Desde "Evidencias en Pediatría" se ha abordado este tema en diversas ocasiones. Os recomendamos la lectura de artículos como los siguientes:
  • Los hijos de madres que fumaron durante la gestación presentaron una mayor incidencia de enfermedades respiratorias de vías bajas durante los dos primeros años de vida. Evid Pediatr. 2006;2:30.
  • Los hijos de gestantes fumadoras tardan entre tres y seis años en alcanzar los parámetros de crecimiento de los de las no fumadoras. Evid Pediatr. 2007;3:95.

Ahora ya sabemos que no hace falta siquiera que las embarazadas fumen. Con estar expuestas al humo de otros puede ser suficiente. La mujer gestante tiene derecho a vivir su embarazo en un entorno sin humo.



Y recuerda: Puedes vivir sin tabaco y el tabaco podrá vivir sin ti.