jueves, 29 de septiembre de 2011

Supositorios "para la tos", bye, bye


El día 23 de septiembre, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) emitió una nota informativa sobre los "derivados terpénicos en supositorios: restricciones de uso en niños".
Al parecer, estos derivados, que incluyen sustancias como el alcanfor, cineol, citral, eucalipto, mentol, niaouli, pino, terpineol, terpina, tomillo o trementina se han asociado con un mayor riesgo de convulsiones en niños menores de 30 meses.

La noticia ha sido muy difundida durante estos días pasados pero no está de más, ni mucho menos, recordarla desde este blog. No daremos nombres comerciales de supositorios que contienen uno o varios de estos productos porque están en la mente de todos los pediatras. Así que a su ineficacia - porque no tenían eficacia alguna para aliviar la tos - se une ahora esta noticia sobre su posible toxicidad. La "tosofobia" (enfermedad que padecen algunos padres como consecuencia de la tos de sus retoños) reduce su "arsenal terapéutico". Una nueva oportunidad para explicar a los padres que la tos no es mala, que cumple una función en cualquier proceso respiratorio pediátrico y que, al igual que sucede con la "fiebrefobia", la tos no es una enfermedad que sea preciso eliminar a toda costa bombardeando al niño con medicamentos: en la mayor parte de las ocasiones es un simple signo de un proceso respiratorio leve.

Podeis consultar la nota informativa de la AEMPS bajo estas líneas:

6 comentarios:

Superwoman dijo...

?Tosofobia? ?Fiebrofobia? Lo siento he llegado aqui por casualidad desde otro blog y no pensaba comentar pero la verdad es que me parece hasta de mal gusto el expresar la procupacion genuina de algunos padres por el tema de semejante manera.

No, no soy "tosofoba", pero mientras que la fiebre a mis hijos ni fu, ni fa, (supongo que las madres de niños que tienden a las convulsiones febriles o que se incomodan en exceso con la fiebre les pondra un poquito nerviosas el tema, pero no es "fiebrofobia") la tos en mi familia es de tal calibre que nos fastidia el descanso nocturno durante varias semanas (y escribo en primera persona no porque los niños me mantengan despierta, sino porque esos ataques de tos me dan a mi tambien cuando me constipo).

Para mi esos supositorios resultan efectivos porque cuando los usamos la tos no desaparece, pero por lo menos nos deja dormir tranquilos en los peores dias del catarro (el descanso es una forma natural de que el cuerpo se recupere, aunque no se si habra estudios cientificos al respecto). Por lo que leo en el articulo la noticia es que pueden ser perjudiciales para crios por debajo de los tres años y me lo apunto por si alguna vez lo llego a necesitar...
Y dicho con todo el respeto del mundo: si los pediatras os preocupaseis por escuchar las inquietudes de los padres con algo mas de atencion y respondieseis a ellas enfermedades como la "tosofobia" desaparecerian del catalogo de la OMS.
Un supersaludo

Anónimo dijo...

Superwoman, si los padres escuchasen con atención cuando os respondemos a vuestras inquietudes y no nos mirasen con cara de; " vaya, otro que me dice que es un virus porque no tiene ni idea", podríamos eliminar del catálogo de marras la inmensa mayoría de las consultas que recibimos. Algunas veces, la inferencia en el descanso nocturno de la tos, no ocurre en el niño, sino en los padres. En este caso la medicación no hay que darsela al niño...

Superwoman dijo...

En fin, Anonimo, seria larguisimo lo que querria contarte y supongo que da para una entrada completa en mi blog. Cada cual cuenta la misa como le va en ella, pero cuando un padre/enfermo va al medico en general, es porque tiene un problema al que no le encuentra solucion por el mismo. Y muchas veces vuestra actitud es... (como decirlo para no levantar ampollas...) algo condescendiente: siempre o le damos demasiada importancia, o le damos demasiada poca, o vamos antes de tiempo, o vamos despues... Yo te aseguro que escucho y comprendo que en algunos casos no se puede hacer nada salvo dejar pasar el tiempo... pero por ponerte un ejemplo que tengo tan cercano que quema la ultima vez que fui a urgencias, el medico de urgencias me regaño por ir "por nada" y me recomendaron "dejar pasar el tiempo". Para hacer una historia larga corta: termine operada de urgencia dos dias despues y en unas condiciones fisicas que me podria haber evitado (y por supuesto, me lleve la bronca de los medicos del hospital "por haber esperado tanto"). Me parece un poco ironico, ?no?

Por no salirme mas del tema, en el caso de mis ataques de tos (y los de mis hijos), hay momentos en que llegan a producirnos hasta el vomito por irritacion de la garganta (?soy una exagerada o eso califica como interrupcion del descanso nocturno de los Supernenes tambien?). El pediatra me ofrece como respuesta que no haga nada y me aguante y yo tengo comprobado que los supositorios funcionan (porque no solo se los pongo a mis hijos, sino que los uso yo personalmente). En un caso se soluciona mi problema, en el otro no ?Cual crees que es mi eleccion?

Un supersaludo

Anónimo dijo...

Los pediatras nos preocupamos de escuchar a los padres, pero tambien de estar informados sobre el riesgo y los efectos secundarios de los medicamentos.
Por muy efectivos que fueran, yo no los prescribo pues creo que no lo son, después del riesgo de convulsiones o complicación neurológica piensas seguir utilizandolos en tus hijos?

Los pediatras no decimos que es un virus para no mandar antibióticos o no mandar antitusigénos para fastidiar el sueño nocturno, sino porque estudiamos y valoramos el riesgo eficacia de toda medicación.
Es mucho más facil firmar una receta que escuchar y explicar a una madre porque no indicamos ningun tratamiento en un catarro.

un saludo

Pediatra de Atención Primaria

Superwoman dijo...

Pues gracias por la preocupacion por mis hijos, pero si, pienso seguir usandolos porque lo he hablado con el pediatra que atiende a los Supernenes, el si que piensa que son efectivos (y no por efecto placebo) y que ese riesgo de convulsiones no es tan grande (a la edad de mis hijos) y la alternativa que me ofrecia, que es un antitusivo con una lista de efectos secundarios mas larga que la de los supositorios... Porque todos los medicamentos tienen riesgos, ?no? De lo que se trata es de que el efecto supere a ese riesgo.

Ya digo que no pretendia molestar y me retiro a seguir la charla en el blog de donde venia, pero de verdad que si he intervenido es porque me llamo mucho la atencion la manera de exponer el tema en un blog que se supone "basado en pruebas" (vamos, que esperaba un tono un poquito mas cientifico)
Un supersaludo

José Cristóbal Buñuel Álvarez dijo...

Superwoman, la "ciencia" la ha aportado, con sufieciente conocimiento de causa, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios en la nota de la entrada del blog (te la puedes descargar y leer).

En cuanto a antitusígenos, mucolíticos, etc, está sobradamente demostrada su ineficacia, existiendo abundantes pruebas científicas sobre ello en forma de ensayos clínicos y revisiones sistemáticas. Si necesitas referencias te las proporcionaremos.

Indudablemente, si a pesar de todo ello y tras el aviso de la AEMPS cualquier padre o madre desea seguir usando los supositorios de la polémica, no puede decirse que no está adecuadamente adecuado y advertido. Cada cual que asuma sus responsabilidades.

Un saludo y gracias por tu participación.